Esta página usa Javascript. Debe activarlo para disfrutar plenamente de su funcionalidad Más de 60 años contigo. Entidad aseguradora sin ánimo de lucro - Mutualidad de la Abogacía
Mutualidad de la Abogacía

Mutualidad de la Abogacía

La Mutualidad de la Abogacía es una entidad aseguradora que opera sin ánimo de lucro para ofrecer a los profesionales del mundo del derecho, personas de su entorno familiar y sociedades profesionales la cobertura de todas sus necesidades de previsión, ahorro y seguro.

Como primera mutualidad de previsión social española en dimensión y resultados, se caracteriza por la búsqueda de las soluciones más ventajosas para sus asociados, en los que revierten todos sus beneficios, bien directamente bien a través de su Fundación.

Actividades de la Mutualidad

Su actividad se enmarca, por una parte, dentro del primer pilar de la previsión social, ya que es alternativa al régimen público de Seguridad social para los abogados que ejercen por cuenta propia, que pueden sustituir la afiliación al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, por la contratación de las coberturas de jubilación, fallecimiento, incapacidad permanente y temporal y en su caso, dependencia, en la Mutualidad, en condiciones más ventajosas mediante el sistema de capitalización individual.

Es, por otra parte, una entidad que proporciona a sus asociados, abogados o no, todos los demás sistemas de previsión social complementaria que practican las entidades aseguradoras, con las ventajas que proporciona su dimensión, elevada rentabilidad, y reducidos costes.

Finalmente, la Mutualidad proporciona a sus afiliados todas las demás soluciones existentes en el mercado en materia de seguros personales o patrimoniales, servicios bancarios concertados, y otra amplia gama de productos y servicios que interesan a sus mutualistas.

Dada su actividad, la Mutualidad queda también regulada bajo la misma normativa que cualquier otra entidad aseguradora, y por tanto sometida al control del supervisor nacional (Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones), teniendo por tanto la obligación de constituir provisiones técnicas y requerimientos adicionales de solvencia con los que hacer frente a las obligaciones presentes y futuras derivadas de su negocio asegurador.