Mutualidad de la Abogacía

Acceso a la Abogacía

jul
22
2014

Modalidades del ejercicio Profesional de la abogacía (II): Ejercicio individual por cuenta ajena

El ejercicio de la profesión puede desarrollarse también bajo el ámbito de decisión y organización de otra persona.

Dejando al margen a los abogados vinculados a la Administración Pública como funcionarios, en cuyo caso no se exige la incorporación a un Colegio de Abogados,a los abogados adscritos a los servicios de defensa jurídica del Estado y de las instituciones públicas – véase Ley 52/1997, de 27 de noviembre, de Asistencia Jurídica al Estado e Instituciones Públicas y el Real Decreto 997/2003, de 25 de julio, por el que se aprueba el Reglamento del Servicio Jurídico del Estado – la profesión puede ejercerse en el ámbito de una relación laboral, es decir bajo la regulación del derecho laboral cuando se dan las características de voluntariedad, ajenidad, dependencia y retribución (art. 1 ET).

(+) Seguir leyendo

jun
23
2014

Modalidades del ejercicio Profesional de la abogacía (I): Ejercicio individual por cuenta propia

El ejercicio de la profesión a título individual supone desarrollar el trabajo por cuenta propia, es decir, realizar la actividad de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona.

Según lo previsto en el EGA no se perderá la condición de abogado que ejerce como titular de su propio despacho individual cuando:

a) El abogado tenga en su bufete pasante o colaborador, con o sin relación laboral con los mismos.

b) El abogado comparta el bufete con su cónyuge, ascendientes, descendientes o parientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad.

(+) Seguir leyendo

may
28
2014

Obligaciones previas al ejercicio de la abogacía por cuenta propia

Cuando un recién licenciado en Derecho se decide a ejercer la abogacía por cuenta propia, debe tener en cuenta una serie de requerimientos legales antes de comenzar con su actividad. En este post os hacemos un resumen de cuales son esas obligaciones.

(+) Seguir leyendo

sep
4
2012

¿Quién tiene que hacer el examen de acceso a la abogacía?

En el año 2006, se aprobó la ley que regula el acceso a las profesiones de abogado y procurador de los tribunales. Esta ley, que entró en vigor el 31 de octubre de 2011, implica que, cualquier Licenciado (o Graduado) en Derecho que quiera ejercer como abogado o procurador, tendrá que obtener el título profesional correspondiente. Para ello, tendrá que realizar un curso extra de formación, unas prácticas profesionales y un examen para demostrar sus conocimientos. La polémica generada en torno a esta ley, ha hecho recular al legislador y obligarle a establecer una serie de excepciones en función de las múltiples situaciones en las que puede encontrarse un estudiante o Licenciado/Graduado en Derecho. 

¿Qué dice la ley…?

La ley 34/2006, de 30 de octubre, sobre el acceso a las profesiones de abogado y procurador de los Tribunales, se justifica en su exposición de motivos basándose en el Derecho comparado (esta regulación ya existe en otros estados de la UE) y alegando la necesidad de la homologación de profesiones jurídicas y la fluidez de circulación de profesionales en una Europa que camina hacia una mayor integración.

En su artículo 1 dice que:

“La obtención del título profesional de abogado (…) es necesaria para el desempeño de la asistencia letrada en aquellos procesos (…) en los que la normativa vigente imponga o faculte la intervención de abogado, y, en todo caso, para prestar asistencia letrada o asesoramiento en Derecho utilizando la denominación de abogado”

“La obtención del título profesional de procurador (…) es necesaria para desempeñar la representación legal de las partes en los procesos judiciales en calidad de procurador (…) y aquellos otros actos de cooperación con la Administración de Justicia que la Ley les autorice, así como para utilizar la denominación de procurador de los tribunales (…)”

 Este artículo concluye con la siguiente afirmación:

“La obtención de los títulos profesionales de abogado o procurador será requisito imprescindible para la colegiación en los correspondientes colegios profesionales.”

La ley también dice que para obtener este Título profesional de abogado, será necesario, además de haber obtenido la Licenciatura o el Grado en Derecho, realizar un curso teórico formativo específico, un período de prácticas y un examen estatal para la evaluación de la aptitud profesional, lo cual describe a lo largo de su articulado.

(+) Seguir leyendo