El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Hombre hablando por teléfono
26 diciembre 2019

Decálogo del abogado productivo

Te damos diez sencillas pautas que te permitirán sacar el máximo provecho a tu jornada profesional.

“El tiempo es oro”, dice el refrán. ¿No debería decir “la productividad es oro”? Debemos desterrar el concepto del presentismo laboral y focalizarnos en el concepto de valor de un abogado por su productividad. Solo así entenderemos la importancia de ordenar y gestionar nuestras actividades diarias, aplicando las herramientas tecnológicas que pueden ayudarnos a sacar el máximo provecho de nuestra jornada profesional y, lo que es igual de importante, a conciliar nuestra vida profesional y personal.

Nos atrevemos a darte diez sencillos consejos que te pueden ayudar a ser un abogado productivo.

 

1. Planifícate

El primer paso para ser un abogado productivo es ser eficiente, es decir, no perder el tiempo. Eso implica planificar y priorizar para no terminar dedicándole el tiempo a lo urgente en lugar de a lo importante. El tiempo que dedicamos a organizarnos sí vale oro. En este sentido, te puede ayudar aplicar métodos como la matriz de Covey.

 

2. Calendarízate

Tu actividad debe estar reflejada en tu calendario y ceñirte a él. ¿Tienes que redactar un contrato importante? Reserva el tiempo que te llevará en el calendario y trátalo como si fuese una fecha de una audiencia. No estás disponible.

 

3. Evita los ladrones del tiempo

Los correos electrónicos, las reuniones no planificadas, las llamadas “urgentes”… son los llamados ladrones del tiempo porque tienen un impacto mucho más elevado en nuestra agenda de lo que creemos. No por el tiempo o esfuerzo que suponen, sino porque interrumpen nuestra concentración de otros asuntos, y eso es algo que se tarda en recuperar.

 

4. Elimina las distracciones

Las notificaciones del correo electrónico, las alertas de las noticias en Facebook, Twitter o Instagram… son, sin duda, una pérdida de tiempo y una distracción que debemos bloquear para ser más productivos. Existen apps como Freedom que pueden ayudarte en este sentido. ¡Toma el control de tu tiempo de pantalla!

 

5. Agrupa las tareas

Está muy relacionado con los dos consejos anteriores. Para evitar distracciones, agrupa las tareas similares juntas. Por ejemplo, planifica un tiempo para realizar todas las llamadas que tienes previstas, o para contestar y escribir correos. O incluso para mirar los correos electrónicos, no hay necesidad de hacerlo cada 15 minutos.

 

6. Delega

¿Realmente todas las tareas que haces es necesario que seas tú quien las realice? Analízalo y seguramente encontrarás muchas de ellas que puedes encargar a otra persona sin que por eso se pierda calidad de servicio.

 

7. Aprende de tus errores

No hay una ciencia exacta que nos diga el orden o el ritmo que debemos tener para ser más productivos. Dedica tiempo a conocer tu forma de trabajar, qué trabajos se convierten en más tediosos o te llevan más tiempo, cuáles los que necesitan más concentración y por eso sería mejor hacerlos a primera hora de la mañana, etc. Evalúa tu trabajo y corrige tu rutina para conseguir ser más eficiente.

 

8. Innovación

La tecnología por sí misma no aumenta la productividad. Pero si seleccionamos la tecnología adecuada para nuestro caso concreto, sin duda será una de las claves el éxito para mejorar nuestra eficiencia evitando trabajos repetitivos y de poco valor añadido.

 

9. Genera buen ambiente de trabajo

Sentirnos bien en nuestro entorno de trabajo, rodearnos de cosas que nos motiven y nos relajen, mantener nuestro sitio ordenado y despejado, evitar el caos… Todo ello, sin duda, nos ayudará a nuestro bienestar laboral y repercutirá en nuestra productividad.

 

10. Descansa y practica deporte

Nuestro cerebro necesita descansar para funcionar bien. A estas alturas todos somos conscientes de la necesidad de dormir las horas necesarias, pero no siempre lo llevamos a la práctica. El estrés, la irritabilidad, la falta de concentración, la ansiedad o los trastornos del sueño merman nuestra productividad. No lo olvides: igual de importante es incluir el ejercicio en nuestra rutina diaria.

Post relacionados

Gráfico de mercados
Gráfico de mercados

El mercado continúa su fiesta particular

Comentario financiero: 18/02/2020 Ni la macroeconomía, que a pesar de descartar recesiones, se mantiene modesta, ni la incertidumbre geopolítica, ciertamente más laxa en este comienzo de…

Portátil sobre una mesa
Portátil sobre una mesa

Claves para la venta de servicios jurídicos

En un entorno tan competitivo como el nuestro, atraer nuevos clientes y fidelizar los existentes es vital para el futuro del despacho. Al abogado de hoy…