El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Economía social
7 septiembre 2017

Economía social y Abogacía 

¿Se trata de una asignatura pendiente para los abogados? Las facultades jurídicas pasan de puntillas por estos modelos de empresa tan importantes para el tejido empresarial de nuestro país.  

Otra forma de hacer empresa es posible. Así lo demuestran las más de 43.000 empresas de economía social, que representan el 12,5 % del empleo y el 10 % del PIB en España, según datos de la Confederación Empresarial Española de Economía Social (CEPES).

Estos modelos de empresa priorizan a las personas y el fin social sobre el capital. Y lo hacen a través de una gestión autónoma, transparente, democrática y participativa. Las principales entidades de economía social en España son las cooperativas y sociedades laborales, pero esta incluye también las mutualidades de previsión social, los centros especiales de empleo, las empresas de inserción, las cofradías de pescadores, las asociaciones y las fundaciones.

 

Asesoramiento legal especializado

Estas entidades necesitan y demandan, igual que cualquier otra organización, asesoramiento legal integral y especializado. ¿Están los profesionales jurídicos preparados para prestar ese asesoramiento? Al parecer no, ya que, para ello, es necesario un conocimiento profundo de las especificidades mercantiles, laborales y tributarias de su modelo, que se tratan de forma somera en las universidades.

Así, la respuesta a los procedimientos y a la problemática específica de las empresas de economía social por parte de la Abogacía pasaría por iniciativas de especialización que impliquen, a su vez, una oportunidad profesional para los letrados.

 

En marcha

Poco a poco se han ido dando los primeros pasos. En junio de 2015, la Confederación Empresarial Española de la Economía Social y el Colegio de Abogados de Madrid suscribieron un convenio de colaboración. Fruto de este se convocó la primera edición de un curso especializado de asesoramiento jurídico integral a cooperativas y sociedades laborales, impartido por los mejores especialistas del país y que incluía actividades prácticas y un acercamiento personal a empresas del sector.

Así salió la primera promoción de 17 abogados en toda España formados para esa tarea. Varios de ellos crearon poco después la AESOC (Asociación Española de Abogados de Economía Social), que agrupa a los abogados ejercientes especializados y apuesta por contribuir a dar visibilidad a este colectivo y difundir socialmente los distintos modelos de economía social y sus principios.

Queda aún mucho camino por recorrer, pero sin duda se han sentado las bases para dar a la economía social la respuesta legal que merece.

Post relacionados

Los mercados liberan tensión

Desde comienzos de año, incluso desde antes de que la pandemia en forma de coronavirus inundara nuestra vida social y económica, ya preveíamos la importancia decisiva que las elecciones estadounidenses iban a tener en el…

Elecciones en tiempos de pandemia

Concluye una semana negativa para los mercados que da paso a otra realmente trascendental para la economía mundial de los próximos años. En el momento de escribir estas líneas nos encontramos a unas…