El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Columnas
8 julio 2019

Pacto de socios, las reglas de juego ante los conflictos

Las desavenencias en las sociedades suelen ser inevitables; por esta razón resulta fundamental complementar los estatutos con un pacto que sirva como hoja de ruta ante las crisis empresariales.

¿Un reparto de dividendos? ¿Un socio que quiere que un familiar entre a trabajar en la sociedad? ¿Otro socio que no cumple con sus obligaciones o con la dedicación pactada? ¿La entrada de nuevos socios o la salida, o incluso fallecimiento, de uno de ellos? Las situaciones que pueden generar un conflicto en una sociedad son casi infinitas y, a lo largo de la vida de esta, es imposible evitarlas todas.

Además, estos conflictos pueden convertir la sociedad en un verdadero campo de batalla donde todos pierden, dado que en esos momentos es muy difícil anteponer los intereses de la sociedad a los personales.

Justamente, el motivo fundamental para elaborar y firmar un buen pacto de socios es regular o evitar estas crisis societarias. Esto logra que la resolución de los conflictos sea de buena voluntad y lo más rápida e “inocua” posible, para causar el menor daño a la empresa o, incluso, evitar su destrucción.

 

¿Qué es?

Un pacto de socios es un acuerdo suscrito por todos los socios con el objetivo de regular las relaciones internas dentro de la sociedad y garantizar que se resuelvan los conflictos.

No debemos confundirlo con los estatutos societarios, que son obligatorios y recogidos en escritura pública. Por el contrario, no existe obligación para firmar un pacto de socios ni dotarlo de entidad jurídica ante notario (aunque es una opción), es decir, se basa en el principio de voluntad.

Ahora bien, una vez firmado por todos los socios, estos quedan obligados a su cumplimiento. Asimismo, para modificarlo será necesario que la totalidad de los socios lo firmen de nuevo.

¿Cuándo se firma? Los expertos recomiendan su elaboración y firma antes de poner en marcha cualquier proyecto o sociedad o ante la entrada de nuevos socios.

 

¿Qué contiene?

El contenido de un pacto de socios puede ser de lo más variado, como lo son las necesidades de cada sociedad. En todo caso, es fundamental que se elabore a conciencia y analizando las necesidades inherentes al modelo de negocio y a los propios socios. Un pacto de socios es único, como lo es cada sociedad, y tenemos que estar seguros de que se ajusta a sus necesidades e intereses.

Aun así, suelen contener algunos aspectos comunes, como los que regulan el relevo generacional, la entrada y salida de socios, el reparto de dividendos, la fijación de salarios para los socios y sus familiares, la compra-venta de acciones entre ellos o a terceros, el proceso de toma de decisiones, la labor y dedicación de cada uno de los socios, compromiso de permanencia y de no competencia, confidencialidad de la información, etc.

Post relacionados

Tiempo y dinero
Tiempo y dinero

¿Por qué deberías tener un plan de ahorro a largo plazo?

Tus ahorros se reinvierten constantemente, así conseguirás el capital que necesitas para cumplir tus metas en el…