El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Compras de Navidad
26 diciembre 2017

10 trucos para ahorrar en Navidad

Más sobre

El “espíritu navideño” puede arrastrarnos a gastar más de lo que deberíamos. El último mes del año está marcado por las compras de regalos, las comidas especiales, las cenas de empresa, los reencuentros familiares… Con estos diez consejos evitarás que estas fechas terminen en una gran cuesta de enero.

 

1. Haz una lista

¡Cuidado! En los gastos de Navidad no solo cuentan los regalos: los viajes, salidas con amigos, comidas y actividades de ocio también suman y puede que incluso más. Por ello es tan importante sentarse un momento y hacer una lista. En ella detallaremos las personas a las que les compraremos un regalo, los días de escapada que haremos, el número de comidas y cenas fuera, y también aquellas a las que invitaremos a amigos o familiares a casa, etc. Y sin olvidarnos del tiempo de ocio, por ejemplo si iremos a ver un espectáculo o un concierto. En el caso de los regalos, resulta muy útil definir qué obsequio haremos a cada persona, para evitar las compras impulsivas.

Esta lista es la base para el siguiente paso: el presupuesto. Además, te será de mucha ayuda al organizar la jornada de compras racionalizando el gasto. Es muy importante que la lleves a mano durante este periodo, por ejemplo en el teléfono móvil.

 

2. Elabora tu presupuesto

Si quieres evitar que las Navidades te traigan, además de los ya tradicionales buenos propósitos, el bolsillo roto, una buena solución es delimitar el presupuesto antes de salir de casa. Tomando como base la lista anterior, valoraremos monetariamente cada partida y/o la delimitaremos. Por ejemplo, para cada regalo podemos fijar un tope de gasto o importe que vamos a dedicarle si no tenemos aún claro el obsequio.

Este presupuesto te ayuda no solo a planificar tus gastos, sino a saber de antemano si tienes que recortar alguna/s partida/s para que tu cuenta bancaria no se resienta. Para que este presupuesto sea lo más preciso posible, puedes utilizar a modo de orientación los gastos que hayas experimentado el  año anterior.

 

3. Utiliza una app

Los más tradicionales puede que sigan recurriendo a un papel o una plantilla de Excel. Sin embargo, tenemos a nuestra disposición muchas aplicaciones móviles que nos permiten organizar nuestros gastos de forma sencilla y ordenada. Así estarás controlando tus gastos al momento.

En este sentido, ¡te proponemos adelantarte a enero! Es el mes por excelencia en el que empezar a controlar gastos. Pasado el periodo de Navidad, echamos cuentas y vemos que tenemos que ajustarnos el cinturón para exprimir cada centavo. No esperes hasta entonces, elige la aplicación que más te guste y empieza ya.

 

4. Anticípate

Ser previsor es quizás el factor más importante cuando hablamos de compras navideñas y ahorro. Sin embargo, tradicionalmente es también el más desatendido. Según los estudios, la tendencia está cambiando y las compras cada vez se adelantan más. El efecto Black Friday contribuye a ello y hoy una quinta parte de las compras de estas fechas se hace en noviembre, aunque la primera quincena de diciembre es la de mayor actividad.

Si eres de los consumidores que esperan al último momento, no olvides que las compras de última hora suelen salir caras. Aprovecha los precios más razonables antes de que llegue el “tifón” navideño.

 

5. Compara y busca ofertas

En informarse antes de salir de compras está la clave. Internet es nuestro mejor aliado en este sentido. Aprovecha la tecnología para comparar distintos portales, verificar el precio de un mismo producto y encontrar la opción que más te convenga. Incluso si eres de los que prefieren hacer tus compras en la tienda física, haz este ejercicio previo y tu bolsillo te lo agradecerá.

Además, cada vez más los almacenes y megatiendas hacen promociones de precios online para quienes compran desde su aplicación o página web, con lo que ahorrarás en dinero, pero también en tiempo. También existen multitud de clubs y outlets por internet, con descuentos nada despreciables; eso sí, tenemos que tener en cuenta que los tiempos de espera suelen ser más dilatados en estos casos.

 

6. Cuida el gasto y ahorra

Aquí encontramos controversia. A muchos les servirá la fórmula de retirar efectivo por el importe calculado en el presupuesto antes de salir de compras y dejar la tarjeta de crédito y/o débito en casa. De esta forma, el gasto está totalmente controlado.

Pero somos conscientes de que estas fechas es habitual “tirar” de la tarjeta de crédito. En este caso, puede servir de ayuda cambiar el límite de esta y fijarlo en el importe que hayamos establecido. Otra opción es utilizar la tarjeta de débito y olvidarnos de la de crédito si lo que queremos es no financiar las compras navideñas.

Por último, si utilizamos tarjeta de crédito, no debemos olvidarnos de aprovechar las ventajas que nos ofrecen muchos bancos, como un porcentaje de descuento o devoluciones en compras, al repostar gasolina, etcétera. El pico de ahorro puede llegar a ser interesante.

 

7. Cuida la financiación

La financiación a través de tarjetas de crédito es de las más flexibles, ya que estas facilitan diferentes modalidades de pago. La habitual es un pago sin intereses a final de mes, pero puede que en estos casos decidamos aplazar la deuda varias mensualidades. Si es tu caso, averigua antes los intereses de la financiación y compara, ya que puede que incluso sea preferible utilizar una tarjeta a otra u optar por otro medio de financiación.

Asegúrate de que el importe financiado en estas fechas se ajuste a tu presupuesto. No dejes de preguntarte: ¿qué importe tendré que pagar cada mes? ¿Qué porcentaje de mis ingresos supone? Ser previsor te evitará dolores de cabeza.

 

8. Sé creativo

En muchas ocasiones nos equivocamos al pensar que el valor del regalo tiene relación directa con su precio. Los obsequios que solemos recordar con más cariño o que más nos emocionan son aquellos que tienen un valor sentimental. Ello, unido a la multitud de regalos originales que encontramos en internet o los denominados DIY (do it your self o hazlo tú mismo) nos abren el abanico de posibilidades si somos creativos.

Por ejemplo, puedes recopilar las imágenes más importantes para alguien y crear un álbum de su vida con frases y comentarios o un vídeo casero. Incluso si la persona a la que va dirigido es creativa, puedes optar por un regalo DIY para que ella misma pueda volcar su ingenio e imaginación. Las posibilidades son infinitas.

 

9. Ahorrar entre todos

Cada vez son más las familias o grupos de amigos que deciden poner en marcha opciones que les permiten ahorrar entre todos y no hacerse con multitud de regalos (muchos de ellos, seamos sinceros, ni siquiera nos hacen ilusión). Así, si en la familia existe la costumbre de regalar a todo el mundo, la opción del “amigo invisible” puede ser muy ventajosa. Nos permitirá ahorrar y, a la vez, hacerlo más entretenido y emocionante.

Además, en el caso de la comida navideña, podemos establecer que cada persona se haga cargo de una parte del menú: uno la bebida, otro los entrantes, otro el postre… De hecho, algunas familias se decantan por hacerlo aún más divertido y organizar una especie de “concurso culinario”, por ejemplo de tapas.

 

10. Ojo con los viajes

Una de las partidas de gastos navideños que suelen descontrolar el presupuesto es la destinada a viajes. Si la sumamos a la de ocio, pues suelen ir de la mano en estas vacaciones de invierno, juntas suponen alrededor del 40 % del total. En este caso, todos los puntos anteriores son esenciales, como la planificación, la previsión en la búsqueda de ofertas o el uso de portales para comparar. Puedes pensar en un viaje low cost en familia, como una escapada rural. Otra opción interesante consiste en compartir gastos en el desplazamiento o el alojamiento con algunos amigos.

Si hablamos de ocio, no es necesario gastarse mucho dinero para pasarlo bien durante estas fechas, ya que hay numerosos planes gratuitos en todas las ciudades o comunidades, como visitas guiadas, conciertos, teatros navideños, etcétera. 

Post relacionados

Martillo de juez
Martillo de juez

10 libros jurídicos que todo estudiante de Derecho debería leer

Son obras  que, no siendo estrictamente jurídicas, nos ayudan a comprender cómo se…

Llaves del coche
Llaves del coche

Necesito un coche, ¿renting o compra?

La respuesta es: depende de tus necesidades como comprador. Y, por supuesto, tendrás que hacer números para saber qué es lo más conveniente para ti. Las formas de tener un…