El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Careta de reno
20 diciembre 2018

La Navidad más decorativa

Disfruta con ellos del tiempo en familia estas fiestas. Te damos algunas ideas muy fáciles para hacer manualidades con los más pequeños de la casa y que vuestro hogar se llene de magia. ¡Manos a la obra!

La Navidad no es la misma sin el árbol. Decóralo con tus propias bolas navideñas. Hay miles de opciones y te proponemos dos muy sencillas. La primera es hacer con los niños pompones rojos, verdes, blancos o de los colores que prefieran, y colgarlos del árbol a modo de bolas. Si te animas, podéis colocar encima del pompón una carita sonriente y un sombrero de pico. La segunda opción es más sencilla aún: coged bolas transparentes y llenadlas de pequeñas cosas. Pueden ser granas de colores de repostería, perlas de manualidades, cuentas de madera o incluso café.

Poned también luz a vuestro abeto de Navidad con guirnaldas luminosas hechas de cápsulas de café de colores. Solo tenéis que limpiarlas bien y hacerles un pequeño orificio en el centro para pasar por ellas las luces de Navidad (para aseguraros de que no se salgan, colocad un poco de cinta adhesiva) y ¡a brillar! ¡Vuestro árbol será único!

 

Botes con nieve ‘made in casa’

Las bolas con copos de nieve fascinan a los niños. Voltearlas y observar cómo caen los copos es algo mágico. Esta Navidad pueden fabricarlas ellos mismos. Solo tenéis que coger tarros de cristal con tapa a rosca que cierren muy bien y pegad en el interior de la tapa una figura de abeto, un muñeco de Papá Noel, uno de nieve… Utilizad pegamento de alto impacto o, mejor todavía, una pistola de silicona.

Llenad el bote de cristal con tres cuartas partes de agua destilada o agua hervida fría y colocad dentro los copos de nieve artificiales hechos con trocitos de plástico blanco y/o purpurina. Ya podéis colocarle la tapa decorada y cerrarla bien; incluso es mejor si la aseguráis con pegamento. Después solo os queda agitarlo y ¡a nevar!

 

Muchos muñecos de nieve

Son otro clásico de estas fechas y facilísimos de hacer en cualquier superficie. Por ejemplo, puedes darle un sabor navideño a la merienda de los peques haciendo de sus briks de zumo o batido un muñeco de nieve. ¿Cómo? Forrad el envase con cartulina o papel blanco. Luego que los niños dibujen una cara en la parte superior del papel, basta con unos ojos, nariz con forma de zanahoria y una gran sonrisa. Por debajo de esta, atamos un lazo a modo de bufanda y pegamos tres botones de colores como si fuera un traje. ¡Verás como la merienda les sabe mejor!

Las macetas son otra buena opción para estas manualidades. Pintadlas de blanco, pegad en el borde superior una tira de papel o tela de colores, dadles la vuelta y pintad con rotuladores la cara con su característica nariz naranja. Colocadles un gorro de lana o unas orejeras y ¡ya tenéis plantados unos buenos muñecos de nieve! Si pensáis a lo grande, transformad el frigorífico en un muñeco gigante: solo necesitáis papel adhesivo negro y de color. Recortad y pegad los ojos, nariz, boca, bufanda y botones, y colocadle un gorro de Navidad en la esquina superior.

 

Desde la puerta a la mesa

Podéis hacer que la magia empiece desde la puerta de entrada colgando una corona de Navidad hecha con corchos de vino reciclados. En una superficie de cartón circular, pegad los corchos mezclándolos con toques de frutos rojos o lazos decorativos verdes y rojos. ¡No hay mejor forma de dar la bienvenida a casa!

Por supuesto, la mesa navideña es una excelente opción para colocar toques únicos hechos con manualidades. Por ejemplo, podéis convertir las copas en perfectos portavelas. Solo tenéis que darles la vuelta y poner en su interior cualquier elemento decorativo que se os ocurra: bolas, pequeños abetos, muérdago, frutos rojos, etc. En la parte superior, en el pie, colocad las velas. ¡El mejor centro de mesa casero!

Y para terminar la cena con buen sabor de boca, un postre especial hecho con frutas. Forrad con papel metalizado una base de poliespán con forma de cono. Cortad fruta como kiwis, uvas o fresas y pinchadlas en el cono. Coronadlo con una piña en forma de estrella. ¿Hay mejor broche de oro para una dulce Navidad?

Post relacionados

Los mercados mejoran ligeramente su tono vital

Aunque el escenario macro central para el presente ejercicio sigue siendo muy negativo, los datos correspondientes al mes de mayo, tanto en…

Portátil muestra métricas en pantalla
Portátil muestra métricas en pantalla

Métricas: conocer para influir

Medir —o lo que es lo mismo, el seguimiento de las métricas— es algo imprescindible en marketing aplicado al sector legal. Una escucha activa aumenta nuestra probabilidad de éxito. Las métricas nos permiten…