El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Mujer acompaña a persona mayor
18 septiembre 2018

Alzheimer: las 10 señales

Más sobre

El próximo 21 de septiembre, como desde 1994, se celebra el Día Mundial del Alzheimer, una patología que afecta a más de 4,5 millones de personas en España, entre enfermos y familiares cuidadores.

‟Alzheimer ConCiencia Social” ha sido el lema elegido este año por la Confederación Española de Alzheimer (CEAFA) para celebrar el Día Mundial del Alzheimer 2018. Todas las actividades organizadas tienen un doble objetivo: por un lado, sensibilizar a la sociedad acerca de esta “epidemia del siglo XXI” y sus consecuencias sociosanitarias, y por otro lado, desarrollar una campaña de educación sanitaria dirigida a promover la prevención de esta patología.

 

¿Qué es?

Cada día se diagnostican miles de nuevos enfermos de Alzheimer en el mundo. Es una enfermedad para la que no existe cura y cuyos efectos son devastadores. Esto, unido a un aumento de la esperanza de vida, hace que muchos expertos la consideren la epidemia de nuestro siglo.

Pero ¿qué es el Alzheimer? Es una enfermedad neurodegenerativa, es decir, afecta a las neuronas del cerebro, que dejan de funcionar. El Alzheimer se lleva así los recuerdos de la persona enferma y pierde la noción de la realidad, la capacidad de comunicarse, de razonar y de aprender, y cada vez depende más de los demás para realizar sus actividades del día a día.

 

Las 10 señales

El diagnóstico temprano es clave para controlar el desarrollo de la enfermedad y para que la persona pueda tomar sus decisiones de futuro antes de no poder hacerlo. La Alzheimer’s Association ha creado una lista de señales de advertencia de la enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia.

Una persona puede experimentar una o más de estas señales en grados diferentes. Cuando se producen algunos de ellos de forma simultánea y repetida, el afectado debe acudir a la consulta de un especialista para poder establecer un diagnóstico preciso y precoz.

  1. Cambios de memoria que dificultan la vida cotidiana: es uno de los síntomas iniciales más frecuentes, es decir, olvidar lo que se le acaba de decir, formular varias veces la misma pregunta, no recordar dónde se han dejado objetos de uso cotidiano, no recordar que acaba de estar con una persona, etc.
  2. Dificultad para planificar o resolver problemas: se pierden algunas habilidades de razonamiento, especialmente en relación a los números y a la planificación de actividades; por ejemplo, no pueden hacer cuentas o seguir una receta de cocina.
  3. Dificultad para desempeñar tareas habituales: muy a menudo se les hace difícil completar tareas cotidianas en casa, en el trabajo o en su tiempo libre. Por ejemplo, tener dificultad en llegar a un lugar conocido, administrar un presupuesto en el trabajo o recordar las reglas de un juego muy conocido.
  4. Desorientación de tiempo o lugar: se pierde la noción del paso del tiempo, se olvidan fechas y no se recuerdan las referencias temporales habituales, como la estación del año; pueden incluso olvidar dónde están y cómo llegaron a ese lugar, o incluso perderse.
  5. Dificultad para comprender imágenes visuales y cómo los objetos se relacionan entre sí: tener problemas de vista es una señal del Alzheimer. Pueden tener dificultad en leer, juzgar distancias y determinar color o contraste, lo cual puede causar problemas para conducir un vehículo.
  6. Nuevos problemas con el uso de palabras en el habla o lo escrito: suelen tener dificultad para participar en una conversación, repetir la misma frase varias veces, no encontrar las palabras para expresar una idea, confundir los nombres de las cosas, etc.
  7. Colocación de objetos fuera de lugar y falta de habilidad para retrasar sus pasos: suelen colocar las cosas fuera de su lugar, pierden cosas sin ser capaces de rehacer sus pasos para encontrarlas, incluso pueden acusar a los demás de robarles.
  8. Disminución o falta de buen juicio: se puede manifestar de diferentes formas, siendo incapaz de tomar decisiones, llevando a cabo actos como dar mucho dinero a personas que venden productos por teléfono o al comprar algo e irse sin esperar el cambio, o prestando menos atención a su aseo personal.
  9. Pérdida de iniciativa: poco a poco dejan de tomar la iniciativa en el trabajo o en las actividades sociales, como dejar de salir con los amigos, de ir a dar un paseo, de hacer pasatiempos, etc.
  10. Cambios en el humor o la personalidad: se pueden sentir confundidas, sospechosas, deprimidas, temerosas o ansiosas. Suelen enfadarse fácilmente en casa, en el trabajo, con amigos o en lugares donde están fuera de su ambiente.

Post relacionados

Smilies por el Yellow Day
Smilies por el Yellow Day

Yellow Day y la felicidad de los abogados

El 20 de junio se considera el día más feliz del año. Es un buen momento para mirar hacia la profesión y hablar de well-being o…

Madre e hija jugando en el parque
Madre e hija jugando en el parque

¿Cuáles son las claves para identificar el mejor seguro de vida?

Hace 112 años, el 14 de mayo de 1908, se promulgó la primera…