El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Car Share
10 septiembre 2018

Carsharing, un nuevo modelo de movilidad

Más sobre

Zity, Car2go, Muving, Bluemove, Respiro, Avancar, Emov y WiBLE. Seguro que muchos de vosotros ya os habéis subido a la nueva forma de moverse por la ciudad, especialmente en Madrid.

La movilidad en las ciudades está cambiando. Por una parte, como sociedad nos enfrentamos al reto de avanzar hacia una economía baja en emisiones de carbono. Por otro, la innovación en tecnología nos está llevando donde nunca antes habíamos imaginado. Sumado a ello, también está cambiando la forma en que como sociedad entendemos el consumo y están naciendo nuevos paradigmas como la economía colaborativa.

 

Movilidad sostenible

El carsharing es parte de esta evolución en la movilidad en las ciudades. ¿Qué es? Es el servicio de alquiler de coches por periodos cortos de tiempo, incluso por minutos, de forma inmediata y a un precio accesible. Además, supone una clara apuesta por la movilidad sostenible, ya que los vehículos que los operadores de carsharing ofrecen a los clientes son 100 % eléctricos, híbridos e híbridos enchufables. En definitiva, es una forma sencilla y sostenible de moverse.

Además, el carsharing ofrece incluso una alternativa incluso a tener un coche en propiedad, eliminando los gastos que suponen la adquisición, el seguro, el mantenimiento…, permitiendo pagar solo por el tiempo que lo utilizas.

 

¿Por qué Madrid?

Es innegable que la capital se ha volcado con el carsharing. Grandes compañías se han aliado para crear operadores que ofrecen este servicio. Las últimas han sido Repsol y Kia, que han formado una alianza que ha dado como resultado WiBLE y los primeros 500 crossover híbridos enchufables que ofrece el carsharing en Madrid.

La capital española se ha convertido en la ciudad ideal para el carsharing por varias razones. La primera, y quizás más importante, la decisión de la Administración de priorizar estos servicios permitiendo que todos los vehículos que tengan una etiqueta “0 emisiones” aparquen gratuitamente en la zona de estacionamiento regulado (SER). Esto hace que el usuario simplemente pueda aparcar el vehículo sin pagar en el centro.

Sumado a ello, la forma radial de sus carreteras, la alta densidad de población y el alto grado de aceptación y la tendencia de sus ciudadanos a utilizar este tipo de servicios hacen el resto.

Por su parte, Barcelona no cuenta con estos estímulos, pero el carsharing se va haciendo su hueco poco a poco también en la Ciudad Condal y en otras ciudades del país.

 

El futuro

¿Qué le depara el futuro al carsharing? Muchos auguran un crecimiento exponencial. Por ejemplo, la consultoría de gestión Frost & Sullivan prevé que el número de usuarios de carsharing se multiplique por cinco en todo el mundo, desde los 7,9 millones actuales a 36,7 millones en el año 2025. Otros van más allá y aseguran que cuando el servicio sea autónomo, es decir, no tengamos ni que conducirlo, el éxito estará asegurado.

No sabemos cómo será ese futuro, pero sí que las opciones de movilidad irán cambiando y quizás sean muy diferentes a aquellas a las que hoy estamos acostumbrados.

Post relacionados

#HambreCero
#HambreCero

Por un mundo #HambreCero, ¡ponte en marcha!

El 16 de octubre,  Día Mundial de la Alimentación, es quizás el más celebrado en el calendario de la ONU. Un día en el que más…

Renta fija
Renta fija

Renta fija: qué es y qué riesgos asumimos

¿Eres de los que creen que invertir en renta fija supone invertir sin riesgos? Es una de las creencias erróneas más extendidas, alerta la CNMV. Los…