El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Solidaridad
31 agosto 2018

Claves para ser solidario todo el año

Más sobre

La ONU proclamó a finales del año 2000 el 31 de agosto como Día Internacional de la Solidaridad. No dejemos las buenas acciones relegadas a la Navidad, hay muchas formas de ayudar a los demás. Te enseñamos algunas opciones: elige las que más se adecúen a ti y ¡ponte en marcha!

 

  • Colabora con alguna ONG

Donar una cantidad de dinero, ya sea de forma periódica o puntual, es la forma más habitual de ser solidarios. Elige una causa que te motive o preocupe y escoge una ONG de confianza. Podrás comprobar que, con muy poco, ellos pueden hacer mucho.

Sigue al proyecto con el que colaboras y haz tuyos sus progresos. Por ejemplo, si optas por apadrinar un niño, intercambia correspondencia con él y quizás algún día te animes a visitarle. ¡Cambiará tu forma de ver el mundo!

 

  • Hazte voluntario

Regalar tiempo es una de las actividades solidarias más enriquecedoras. Hay muchos proyectos que necesitan tu ayuda, que requieren personas para cocinar, ordenar materiales y comida, acompañar a personas mayores, plantar árboles, ayudar con las tareas escolares, enseñar español, etc.

Piensa en qué eres útil y en qué puedes ayudar. Busca una ONG que requiera de tus servicios y anímate. Quienes lo hacen afirman que dar es más gratificante aún que recibir.

 

  • Sé voluntario internacional

Los programas de voluntariado internacional te permiten vivir una experiencia única en otros países de América Latina, India o África. Prueba a cambiar unas vacaciones de sol y playa por un viaje solidario para, por ejemplo, construir casas o enseñar a niños. Busca una de las muchas ONG que ofrecen estas experiencias con seguridad y seriedad.

 

  • Dona objetos y enseres personales

Libros, ropa, juguetes, muebles… Puedes darle una segunda vida a tus objetos personales. Hay muchos contenedores de ayuda humanitaria donde depositar ropa u organizaciones que reciben y utilizan esos objetos o bien los reciclan y venden, por ejemplo en el caso de los muebles o los libros.

En este caso, es importante que te asegures de ofrecer algo que es necesario y está en buen estado, así como que compruebes qué organizaciones gestionan este tipo de aportaciones.

 

  • Sé un comprador responsable

Puedes demostrar tu solidaridad a la hora de comprar regalos o incluso comida de comercio justo. Hay muchas tiendas de este tipo en España y en Internet. Puedes dar un paso más y hacer muchas cosas por ti mismo. Ser un consumidor responsable también es ser solidario con el planeta.

 

  • Participa en actividades

Ser solidario pasa también por apoyar las causas que consideramos justas, es lo que se llama “predicar con el ejemplo”. Participa en eventos solidarios y de sensibilización, reivindica con tu firma las cartas o proyectos con los que estés de acuerdo.

 

  • Sé donante

Donar salud también es parte de la solidaridad. Dona sangre, hazte donante de médula y de órganos. Infórmate y pierde el miedo que muchas veces nos impide ser activos en este sentido.

Post relacionados

Madre e hija meten una moneda en una hucha
Madre e hija meten una moneda en una hucha

Educación financiera, un derecho vital para nuestros niños

En el Día Universal del Niño, te recordamos la importancia de darles una buena educación…