El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Mercado callejero
5 diciembre 2018

Tesoros “VINTAGE”

Flohmarkt, flea markets o marché aux puces según el país. Son mercados callejeros con encanto repartidos por Europa donde encontrar esa prenda o pieza antigua exclusiva que tantas veces imaginamos.

Apesar de su popularidad, no encontrarás la palabra vintage en el diccionario. Traducida del inglés significa vendimia o cosecha. En el pasado se utilizaba para referirse a los vinos que eran obtenidos a partir de las mejores cosechas y eran añejados. Esa idea de vintage se fue extendiendo con los años a cualquier objeto del pasado de calidad, sobre todo aquellos relacionados con la moda, la decoración o el diseño.

Desde hace unos años, lo vintage está de moda. Es un imprescindible de nuestra época: el contraste entre lo viejo y lo nuevo. Diseñadores e interioristas de todo el mundo buscan permanentemente aquella joya, mueble o prenda antigua, de calidad, hecho a mano y exclusivo que realce cualquier armario o estancia.

Las capitales europeas están a la vanguardia de esta tendencia y, con un poco de suerte y paciencia, puedes encontrar auténticos tesoros en sus mercadillos. Esta es una lista de algunos de nuestros favoritos que puedes encontrar en el Viejo Continente.

 

Mauerpark, Berlín

Tiene infinidad, para todos los gustos y bolsillos. Como buenos alemanes, los tienen clasificados por categorías: flohmarkt son los de pulgas o rastros, donde encontrarás un poco de todo; antikmarkt, de antigüedades, en los que hay desde muebles hasta piezas de arte; y kunstmarkt, de artesanos.

El nombre del Mauerpark (parque del muro) tiene su origen en el muro levantado en 1961 que dividía a la ciudad en dos partes. Desde su caída, este parque es uno de los lugares preferidos por los berlineses para descansar y divertirse. Cada domingo, desde muy temprano y durante todo el día, se lleva a cabo un flohmarkt en él que no te puedes perder.

Ofrece varias hectáreas de puestos muy desordenados donde, si buscas bien, puedes encontrar auténticos tesoros vintage, desde moda y complementos hasta piezas de decoración, así como objetos para coleccionistas de muebles clásicos o joyas. Todo ello amenizado por puestos de comida casera, artistas independientes y un karaoke por la tarde que se ha convertido en su mayor reclamo.

 

Saint Ouen, París

Los mercadillos, conocidos allí como marché aux puces (mercado de las pulgas), son también uno de los lugares de encuentro preferidos por los parisinos. Se prodigan casi en cada esquina de la capital francesa los fines de semana. El de Saint Ouen lo puedes encontrar al norte de la ciudad. Son siete hectáreas dedicadas al arte, muebles, antigüedades… los siete días de la semana. Es una visita obligada si eres un cazador de tesoros vintage. Ahora bien, no esperes encontrar gangas. La mayoría son puestos de anticuarios y los precios son altos, aunque merece la pena la visita.

Si vas en marzo u octubre a Francia, no dejes de acercarte a la Feria de Chatou, en las afueras de París. Es una de las más importantes de muebles y piezas antiguas, desde el arte clásico al moderno, que reúne durante 12 días a los mejores vendedores y visitantes. ¡El éxito de tu búsqueda está asegurado!

 

Portobello Market, Londres

Todos los amantes de lo vintage deberían pasear al menos una vez en la vida por Portobello Road Market. Es un mercado callejero, o flea market, que tiene lugar todos los sábados en el exclusivo barrio de Notting Hill. Quizás te suenen sus calles mientras las recorras, ya que este mercado fue el escenario de la famosa película de Julia Roberts con el mismo nombre.

Los inicios de este mercado los encontramos a principios del siglo XIX y desde entonces se caracteriza por sus pintorescos puestos callejeros de antigüedades y ropa entre infinidad de puestos de todo tipo. También hay muchas tiendas de coleccionistas que abren toda la semana.

Feira da Ladra, Lisboa

O Mercado de la ladrona, traducido. Como podemos imaginar, su origen en la Edad Media no fue muy legal, ya que era donde se comerciaba con objetos robados. Con el tiempo se ha convertido en un mercadillo pintoresco que ha cambiado varias veces de ubicación para quedarse finalmente en el barrio de la Alfama, en el Campo de Santa Clara, donde tiene lugar los martes y sábados.

¿Qué puedes encontrar en la capital lusa? Casi de todo, por ejemplo, muebles y objetos de decoración antiguos, como lámparas o botes metálicos; cerámica y azulejos pintados a mano al estilo portugués; joyería vintage; y objetos de coleccionista, como monedas, carteles, discos, sellos o cámaras de fotos antiguas.

Post relacionados

Derecho colaborativo
Derecho colaborativo

Derecho colaborativo: el poder de la cooperación

Este método alternativo de resolver los conflictos requiere de abogados con una visión diferente de la justicia y de la defensa jurídica.…

¿Cuál es tu actitud ante el ahorro?

Descubre con este sencillo cuestionario qué dice de ti tu actitud frente a los gastos, el ahorro y las compras.