El blog de la Mutualidad de la Abogacía

3 mayo 2017

Renta 2016: principales novedades en la declaración de este año

Más sobre

La desaparición del Programa Padre y la instauración definitiva de Renta Web marcan la campaña de este año, en el que siguen vigentes los cambios de la última reforma fiscal de 2015.

 

El 5 de abril se dio el pistoletazo de salida para la campaña de la Renta 2016, que se extenderá hasta el 30 de junio. Para presentar la declaración de forma presencial hay que esperar al 11 de mayo y, si el resultado sale a ingresar y queremos domiciliar el pago, el plazo concluye el 26 de junio. ¿Cuáles son las principales novedades?

 

Renta Web para todos

El adiós definitivo al Programa Padre y la consolidación del servicio Renta Web son las principales novedades de esta campaña. El Programa Padre ya se había eliminado en la campaña anterior para la mayoría de los contribuyentes, y únicamente se mantuvo para los declarantes de actividades económicas, básicamente autónomos.

¿Qué es Renta Web? Este servicio de la Agencia Tributaria (AEAT), que ya se lanzó el año pasado, fusiona el desbancado Programa Padre y el Borrador. Con el nuevo sistema, todos los contribuyentes acceden a su propuesta de declaración directamente en la sede electrónica de la AEAT, a la que se llega a través de su web. ¿Su principal característica? Es más fácil de utilizar y más flexible.

 

Ventajas de Renta Web

  • No requiere la instalación del Programa Padre, ni de Java, y se adapta a distintos navegadores.
  • Permite realizar la Declaración de la Renta 2016 en tabletas y en móviles e, incluso, iniciar la declaración en un dispositivo y finalizarla más tarde en otro, ya que la AEAT guarda los datos.
  • Lo pueden utilizar todos los contribuyentes, incluidos, por primera vez, los que tengan rendimientos de actividades económicas, como autónomos, profesionales y pequeñas empresas.
  • Rectificación: el modelo de 2016 incorpora un apartado específico para solicitar la rectificación, la casilla 127, que hace las funciones de escrito de solicitud de rectificación de autoliquidación.

 

Otros cambios relevantes

Sociedades civiles con objeto mercantil: pasan a ser contribuyentes del Impuesto de Sociedades, excepto las sociedades civiles que realicen actividades agrícolas, ganaderas, forestales, pesqueras, mineras, así como los profesionales de la Ley 2/2007, de sociedades profesionales.

Primas de seguro de enfermedad: a partir de enero de 2016 no se consideran renta en especie las primas satisfechas por la empresa a entidades aseguradoras, hasta un importe máximo de 1.500 € para cubrir la enfermedad del propio contribuyente o la de su cónyuge e hijos menores de 25 años si son discapacitados. Este límite es individual. En caso de no tener discapacidad, la renta que no se considera en especie es la que ya se regulaba con anterioridad (500 €).

Tributación de las cláusulas suelo: las cantidades devueltas procedentes de las cláusulas suelo de las hipotecas en 2016 no deben integrarse en la base imponible del IRPF, porque no se consideran renta. Ahora bien, si en 2016 le han devuelto intereses que pagó en exceso por aplicación de la cláusula suelo, tiene que ver si, desde 2012 a 2015, constituyeron base de la deducción por adquisición de vivienda, estatal o autonómica, o si fueron objeto de deducción en las bases imponibles de esos ejercicios, porque es posible que tenga que regularizar determinados importes en el plazo para presentar este IRPF.

Rendimiento de la actividad económica: desaparece el límite conjunto aplicable a todas las actividades económicas de 450.000 euros. Se fija uno de 150.000 euros y este excluye las actividades agrícolas, ganaderas y forestales. Para este cómputo se deben tener en cuenta todas las operaciones, exista o no obligación de expedir factura por ellas. Si el contribuyente factura a empresarios y profesionales obligados a expedir factura, el límite que no se puede superar será de 75.000 euros anuales.

Por otro lado, las actividades agrícolas, ganaderas y forestales tienen un límite separado del anterior, fijado en 250.000 euros anuales. Además, se incorpora a la Ley el límite reglamentario por volumen de compras en bienes y servicios, aunque se modifica el importe, que pasa a 150.000 euros anuales. También se ha añadido un límite reglamentario para la exclusión del método de aquellas actividades económicas desarrolladas, total o parcialmente, fuera del ámbito de aplicación del impuesto.

 

Base imponible del ahorro

La escala establece tres tipos de gravamen: 19 % para un rendimiento hasta 6.000 euros, 21 % entre 6.000 y 50.000 euros y 23 % a partir de 50.000 euros, frente a los del 19,5 %, 21,5 % y 23,5 % aplicados en 2015.

 

Dividendos

El cobro de dividendo en acciones (scrip dividend), pasa a considerarse ganancia patrimonial, aplicándose la retención correspondiente de entre el 19 % y el 23 %.

 

Compensación de pérdidas y ganancias

En la Base Imponible las pérdidas se pueden compensar un 25 % con el saldo positivo de los rendimientos, mientras que en la Base Imponible del Ahorro los rendimientos y ganancias y pérdidas patrimoniales se pueden compensar entre sí hasta en 15 % en 2016, frente al 10 % en 2015, con la posibilidad de aplazarlas durante cuatro años.

Post relacionados

Salud
Salud

¿Puedo desgravar el pago de las primas del seguro de salud?

Si eres autónomo o trabajador por cuenta ajena y tu empresa paga el seguro de…

Cálculos
Cálculos

La fiscalidad es fundamental para optimizar tus ahorros

A veces no le damos la importancia que se merece, pero la fiscalidad es una de las…