El blog de la Mutualidad de la Abogacía

14 septiembre 2020

Cómo ahorrar en tus finanzas personales

Muchas fórmulas y trucos son las que puedes elegir para ahorrar. Vamos a intentar ayudarte en esa a veces difícil tarea a la que no conseguimos atacar por pereza o por miedo a darnos cuenta que vivimos por encima de nuestras posibilidades.

Aquí van unos consejos para no morir en el intento:

  1. CONOCE TU SITUACIÓN FINANCIERA

Lo primero que tienes que hacer es saber exactamente la diferencia que hay entre lo que ingresas y lo que gastas. Si todos los meses tiras de tarjeta de crédito ya sabes que hay un déficit por algún sitio. Esto, además, tiene una segunda lectura y es que NO estás ahorrando, lo cual no es una buena política para tus finanzas personales.

Intenta resumir tus gastos por categorías, las principales. Así no te ahogarás haciendo números. Por ejemplo, divide los gastos entre hipoteca/alquiler, alimentación, suministros, ocio, hijos…los que dependiendo de tu situación personal sean los más importantes y susceptibles de darles el tijeretazo.

Importante: determina qué gastos son necesarios y qué gastos son prescindibles.

  1. PREPARA UN PRESUPUESTO

Una vez que tienes la foto de lo que pasa en las finanzas de tu casa, prepara un presupuesto. Aquí podrás ponerte objetivos de reducción de determinados gastos y objetivos mensuales de ahorro.

Tanto para este punto como para el anterior puedes utilizar alguna de las aplicaciones de finanzas personales que hay en el mercado, como Fintonic, Whallet o Monefy. Estas aplicaciones te ayudarán a ese control que necesitas de una forma sencilla e intuitiva.

  1. CUÁNTO AHORRAR

No hay una cantidad ideal de ahorro (cuanto más mejor, claro). Va a depender mucho de tus ingresos, de tu estilo de vida o de tu edad. Lo que sí pensamos es que debes de tener un mínimo de ahorro.

El Banco de España (BDE) denomina “fondo de emergencia” al colchón de dinero que debes tener para hacer frente a imprevistos y a situaciones de emergencia.

Te planteamos 2 opciones:

·      Opción 1: Ahorrar entre seis meses y un año de gastos

Aunque los expertos cifran este ahorro en una horquilla de entre 3 y 6 meses, en la situación actual de crisis, pensamos que es aconsejable tener un ahorro de entre 6 y 12 meses de lo que son tus gastos fijos, aquellos que, ineludiblemente, tienes que pagar como la hipoteca/alquiler, la comida o la electricidad. Eso que has calculado en el punto 1.

Con un ejemplo: imagina que tienes un sueldo neto de 1.800 € y tus gastos fijos son de 1.200 €. Tendrás que tener como mínimo ahorrado entre 7.200 y 14.400 €, lo que supone 6 meses y 12 meses, respectivamente de gastos fijos.

·      Opción 2: Ahorrar entre seis meses y un año de salario

Esta es una opción más conservadora que la anterior, y es tener como colchón ante posibles imprevistos, una cantidad de entre 6 y 12 meses de tu salario. Siguiendo el ejemplo de arriba, deberíamos de tener un ahorro de entre 10.800 y 21.600 €.

Y, si tienes excedentes después de haber ahorrado estas cantidades puedes intentar invertir ese dinero en algún producto financiero que te dé algo de rentabilidad. Dependerá de tu perfil de riesgo como inversor.

  1. ABRE UNA CUENTA DE AHORROS

Pues ahora que ya has empezado y tienes un objetivo de ahorro abre una cuenta de ahorros para no confundir el ahorro con el dinero del día a día y para evitar caer en tentaciones de compras o gastos que no tenías presupuestados. Sí, toca ser un poco decidido en esto pues si no, nunca llegarás a tener la tranquilidad que da el dinero ahorrado.

  1. ALGUNOS TIPS PARA AHORRAR

Bueno, y llegado el momento de ahorrar todos sabemos eso de apagar las luces después de salir de la habitación o ducharse en vez de bañarse. Pero fuera de esta lógica o, mejor dicho, sentido común, hemos seleccionado algunos tips para ayudarte en esta ardua tarea del ahorro:

  1. Calcula lo que ganas por hora: ¿Cómo? Sí, estás leyendo bien. Si calculas lo que ganas por hora, por ejemplo, 15 €/hora y te quieres comprar las últimas sneakers de moda que valen 120 € esto equivaldría a 8 horas de trabajo…ummm…todo un día trabajando para comprarme esas zapatillas. Seguro que en algunos casos te lo pensarás.
  2. Rebaja tus pólizas de seguros: hay empresas que te ayudan a rebajar el coste de tus pólizas de seguros. Contacta con alguna de ellas a ver qué te ofrecen. Si estás teletrabajando y usas poco tu coche, ¿sabes que hay compañías que te tarifican el seguro según los kilómetros que haces al año?
  3. Amortiza hipoteca: si tienes una hipoteca formalizada antes del 2013 puedes desgravarte el 15% de la misma hasta un tope máximo de 9.040 € anuales. Es decir, si pagas, por ejemplo, 5.000 € al año de tu hipoteca, la ley te permite que amortices esta hipoteca hasta 9.040 € con esa desgravación del 15%.

En el primer caso te desgravas en tu declaración de Hacienda un total de 750 € y, en el segundo caso, te desgravas 1.356 €. En 10 años te habrás ahorrado 6.060 €. Esto da para hacer bastantes cosas, ¿no crees?

  1. Cambia tu tarifa eléctrica: este es un clásico, el cambiar la tarifa eléctrica a una tarifa de discriminación horaria. Nosotros te planteamos otra solución: cambiar tu tarifa a la tarifa PVPC, que es la tarifa regulada por el gobierno. Verás como ahorras

Bueno, para terminar, también decir que funciona muy bien el sentido común, aquel que te dice que no gastes más de lo que tienes y que no realices ningún gasto que realmente no te puedas permitir. Así que, espero que todo esto te sirva para comenzar el camino del ahorro y de la tranquilidad en tu cuenta corriente.

Post relacionados

Las 4 cosas que hay que saber sobre ‘compliance’

1. ¿Qué es el compliance? Es un conjunto de procedimientos y buenas prácticas adoptado por las organizaciones para identificar y…