El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Hombre trabajando
20 septiembre 2019

La digitalización, ¿aliada u obstáculo para la educación financiera?

La última edición de EduFin Summit nos ha dejado interesantes reflexiones sobre la capacidad de la digitalización para integrar la educación financiera en las soluciones para clientes.

Aumentar los niveles de cultura financiera de la población está resultando una tarea tan difícil como imprescindible. En eso estamos todos de acuerdo. “La educación financiera es la mejor palanca para acabar con la desigualdad y promover el desarrollo sostenible, así como para poner las oportunidades al alcance de todos”, aseguró Carlos Torres, presidente de BBVA, en el EduFin 2019, celebrado en julio pasado en Madrid.

Los números no son buenos: el 49 % de los españoles adultos desconocen qué es la diversificación del riesgo, solo el 46 % saben lo que es la tasa de interés compuesta y únicamente el 58 % pueden contestar correctamente una pregunta sobre qué es la inflación. Son datos del último Survey of Financial Competences (2016-2017).

¿En qué medida la digitalización es importante para mejorar la educación financiera? Parece un factor determinante. De hecho, este año el Día de la Educación Financiera (Banco de España), que se celebrará el próximo 7 de octubre, se va a centrar en esta materia. ¿Y la tecnología en el sector financiero, es una aliada o un riesgo para la educación financiera de los clientes? Se trata de una interesante discusión para los expertos.

 

De la mano

Para muchos, la solución a esos riesgos está en una “educación financiera y una educación digital que tienen que ir de la mano”, aseguró Fernando Tejada, director del Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones del Banco de España. En definitiva, la solución para estos expertos está en la formación, también a través de las soluciones para clientes.

En este sentido, es muy interesante la reflexión de Rolando Arellano, presidente de Arellano Consultoría para Crecer. Para él, la clave de cómo tomar las decisiones financieras está en “primero, comprender; segundo, querer; y tercero, actuar. El problema es que a veces se lleva a cabo el paso dos y luego el tres, sin pasar por el uno”.

Además, para este experto la inmediatez agudiza este problema. “Si aceleramos el acceso al crédito sin haber educado para gestionarlo, se produce el efecto perverso de acelerar la exclusión financiera en vez de la inclusión”, afirmó Arellano. El debate está sobre la mesa.

Por un lado, es imprescindible ayudar a las personas en sus procesos de aprendizaje, para que sean capaces de tomar buenas decisiones financieras. Por supuesto, ello redunda en su bienestar, pero también se benefician las entidades y el sistema financiero al completo, ya que, por un lado, facilita la gestión del crédito y, por otro, fortalece a todo el sistema.

En este sentido, embeberse de la cultura de protección a los consumidores por parte de las entidades financieras parece fundamental, tanto como incentivar que las personas se acerquen a los productos financieros con un mayor y mejor conocimiento.

Post relacionados

Gráfico de mercados
Gráfico de mercados

El mercado continúa su fiesta particular

Comentario financiero: 18/02/2020 Ni la macroeconomía, que a pesar de descartar recesiones, se mantiene modesta, ni la incertidumbre geopolítica, ciertamente más laxa en este comienzo de…

Portátil sobre una mesa
Portátil sobre una mesa

Claves para la venta de servicios jurídicos

En un entorno tan competitivo como el nuestro, atraer nuevos clientes y fidelizar los existentes es vital para el futuro del despacho. Al abogado de hoy…