El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Ley de Distribución de Seguros
31 diciembre 2018

Claves de la nueva Ley de Distribución de Seguros

Más sobre

Nace con el doble objetivo de reforzar la protección de los asegurados y de dotar de mayor transparencia la venta de seguros.

El pasado 11 de mayo el Consejo de Ministros aprobó el Proyecto de Ley de Distribución de Seguros y Reaseguros Privados, con el que se transpone la Directiva 2016/97 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de enero de 2016.

Una vez se apruebe y publique, la normativa europea sustituirá a la actual Ley 26/2006 de Mediación de Seguros y Reaseguros Privados y supone importantes cambios para el sector.

 

Los objetivos

  • Aumentar la protección de los asegurados. ¿Cómo se consigue? Incrementando la transparencia, la documentación y la información, así como exigiendo el diseño de productos más adecuados y comprensibles.
  • Establecer unas condiciones de competencia equitativa para todos los operadores del sector, que sean adecuadas y proporcionadas a los distintos tipos de canales distribución.

 

Las claves

Te resumimos las principales novedades de la nueva Ley:

  • Nuevos players: más allá de los mediadores tradicionales (agentes y corredores), se consideran distribuidores de seguros y reaseguros a las entidades aseguradoras y reaseguradoras, a los mediadores de seguros complementarios y a los comparadores de seguros. Se introducen nuevos players en el mercado, como entidades aseguradoras que operen a través de internet o que distribuyan por teléfono.
  • Información y transparencia: se informará al asegurado de todos los costes y gastos asociados, se le advertirá sobre los riesgos conexos a los productos de inversión basados en seguros o estrategias de inversión propuestas y se le dará una evaluación periódica de la idoneidad del producto de inversión.
  • Custodia de documentación: toda la operación de distribución de seguros deberá estar perfectamente documentada; se crean nuevas obligaciones de registro de información y documentación interna y externa. Nuevo plazo de conservación de la información precontractual entregada al cliente: seis años como mínimo.
  • Comercialización de productos: se introducen diferentes modalidades de venta, como informada, asesorada y de ejecución, y se regula la venta cruzada de productos. Además, se implantan los test de adecuación e idoneidad.
  • Remuneraciones: se informará al cliente con carácter previo a la celebración del contrato de la remuneración percibida (honorarios, comisiones y cualquier tipo de remuneración) por parte de los intermediarios de seguros y las compañías aseguradoras de manera clara, precisa y gratuita. Además, un distribuidor no podrá establecer ningún sistema remunerativo que incentive a ofrecer al cliente un determinado producto si se puede ofrecer un producto que se ajuste mejor a sus necesidades.
  • Régimen de infracciones y sanciones: se refuerza y se suma una subida notable de las sanciones.
  • Formación: de manera paralela, el Gobierno está tramitando un Real Decreto por el que se desarrollara la Ley de Distribución de Seguros en materia de formación, que regulará el acceso de los profesionales de la actividad de distribución de seguros y que supondrá importantes novedades.

 

¿Coste u oportunidad?

Resulta interesante la reflexión que ofrece el artículo “Ley de distribución de seguros y reaseguros privados: ¿coste u oportunidad?”, publicado por Deloitte. En este se explica que “las nuevas obligaciones enfocadas a reforzar la protección del tomador de seguros podrán suponer una palanca para generar una ventaja competitiva en aquellas entidades que consideren que esto no es una norma más, sino el pilar del modelo de distribución para los próximos años”. Es decir, plantea que la adaptación a esta legislación se lleve a cabo haciendo una “reflexión profunda de su modelo de negocio”.

 

Una normativa compleja

Sin duda, se trata de una ley compleja que implicará un esfuerzo del sector asegurador. En todo caso, en cuanto se ponga en vigor el Reglamento que desarrolla la Ley de Distribución (una trasposición ya va tarde, según los expertos), quienes trabajan en la distribución y venta de seguros deberán conocer y aplicar los cambios en su actividad.

¿Cómo deben producirse las nuevas oportunidades de los productos? ¿Cuáles son las nuevas formas de distribución que supondrán las nuevas formas de vender? ¿Quién hace qué? Son muchas las cuestiones que hay que estudiar. En este sentido, puede resultar útil la web www.leydedistribuciondeseguros.es, puesta en marcha por Grupo W2B y que se actualiza continuamente, para explicar de forma clara la nueva Ley.

Como es lógico, la nueva normativa es tema de debate en el sector. Como ejemplo, el artículo firmado por Esther García López: “La regulación sobre seguros no convence ni a la industria ni a los asegurados”.

Post relacionados

Compliance & regulations
Compliance & regulations

Compliance Officer: las diez principales directrices para regular su figura

La World Compliance Association (WCA) ha redactado un…

MIFID 2
MIFID 2

MiFID II, ¿qué pretende la nueva normativa europea?

Mejorar la transparencia de los mercados financieros y reforzar la protección de los inversores, son los dos ambiciosos pilares de…