El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Pareja a punto de comprar una vivienda
8 agosto 2018

¿Qué ahorros necesitas para comprar una casa?

Más sobre

Son la principal barrera para hacerse con un inmueble en propiedad: debemos tener en el bolsillo entre el 30 % y el 35 % del valor de la vivienda que queremos comprar.

Una familia madrileña con los ingresos medios de la ciudad (2.889 euros mensuales en 14 pagas) podría comprar una vivienda de hasta 310.000 euros contratando una hipoteca fija por 30 años al 2,5 % de interés, según un estudio realizado por el portal inmobiliario idealista.

En este caso, necesitaría tener entre 93.000 y 108.500 euros para poder acceder a la vivienda. ¿Cómo llegamos a esa cifra? Calculando entre el 30 % y el 35 % del valor de la vivienda que queremos comprar: el 20 % que la banca nos exige (ya que no financia más del 80 % del inmueble), a lo que hay que sumar entre el 10 % y el 15 % para los gastos e impuestos.

 

Gastos de notaría

Los gastos de la compra de una vivienda son abonados, de manera general, por el comprador. En primer lugar, para que nos otorguen la escritura de compra-venta tendremos que pagar unos gastos de notaría que están fijados por normativa y cuyo importe depende del valor del inmueble. Por ejemplo, si el importe de la compra es de 300.000 euros, la notaría nos costará unos 830.

Este importe puede aumentar levemente por cuestiones operativas, como el número de copias, extensión de la escritura, asiento de presentación, etc. Y, como máximo, el notario nos podría hacer un 10 % de descuento.

 

Registro de propiedad

Otro de los gastos asociados a la compra de una vivienda es la inscripción de esta en el Registro de la Propiedad. Este coste también está establecido por el Gobierno y es igual para todos los registradores de la propiedad. Por ejemplo, serían unos 590 euros para un inmueble por valor de 300.000. Su precio puede variar también en función de las características particulares de la inscripción y de si se han de sumar otros trámites, como la nota simple que se agrega a la inscripción.

 

IVA o Impuesto de Transmisiones Patrimoniales

En el caso de la compra de una vivienda, tenemos que distinguir si se trata de la compra de vivienda nueva o de segunda mano. En el primer caso, tributa el 10 % del valor de venta en concepto de IVA, salvo que se trate de una vivienda de protección oficial, en cuyo caso el tipo impositivo es del 4 %.

En una segunda o posterior transmisión de la vivienda ya no pagaremos IVA, sino el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Es un tributo autonómico que oscila entre el 6 % y el 10 % en función del lugar en el que adquiramos la vivienda.

 

Gastos de la hipoteca

Si eres uno de los pocos afortunados que no necesita pedir una hipoteca, ¡enhorabuena! De lo contrario, tienes que sumar otros gastos derivados de su solicitud. Empieza a sumar: en primer lugar, la entidad bancaria te pedirá la tasación del inmueble para concederte la hipoteca, como máximo por el 80 % del valor estimado de la vivienda. También deberás pagar el Impuesto derivado de los Actos Jurídicos Documentados (AJD), que es un porcentaje de la responsabilidad hipotecaria que tengamos asumida con el préstamo. Solo se está exento de este impuesto si es una vivienda nueva de protección oficial o de segunda mano.

Además, hay que sumar los gastos de escritura de la hipoteca y los de su inscripción en el Registro de la Propiedad. Su precio también está estipulado por el Gobierno y varía en función de las características de la hipoteca.

Post relacionados

Analysis financiero
Analysis financiero

Impuesto sobre Sociedades: finaliza el 25 de julio

Si el ejercicio económico coincide con el año natural, el plazo de presentación del ejercicio 2017 finaliza el próximo 25…