El blog de la Mutualidad de la Abogacía

1 julio 2019

Los mercados en modo «distensión», tras la reunión del G20 del pasado fin de semana.

Por Pedro del Pozo Vallejo
Director de Inversiones Mobiliarias en Mutualidad Abogacía
Más sobre
comentario financiero:01/07/2019

Por fin llegó la esperada cumbre de líderes de los veinte países con economías más poderosas del planeta, en Osaka y, afortunadamente para la economía mundial y para los mercados, al menos de momento, se impuso la cordura en el complicado asunto de la guerra comercial chino-estadounidense:

El gigante asiático seguirá comprando e incluso aumentará los pedidos de productos agrícolas americanos, y el presidente norteamericano se compromete a no imponer nuevos aranceles a las importaciones de productos chinos, además de levantar el veto a Huawei con quien las empresas norteamericanas podrán seguir manteniendo contratos libremente.

En líneas generales, parece por tanto que predomina la real politik y, en esencia, el miedo a que el exceso de presión geopolítica dé al traste con los datos macroeconómicos globales, aún positivos, pero en trance de suave desaceleración. Esto toma más importancia si cabe en el caso de EE.UU., con elecciones el próximo año y con buena parte del impulso fiscal de principios de mandato, más que agotado. A ningún candidato le gusta asomarse a la reelección con unos informes negativos de actividad y empleo. En ese sentido, lo «lógico» sería asistir a menores tensiones políticas generadas desde el mismo Despacho Oval, en la Casa Blanca.

Por todo ello, en los últimos días hemos visto a las bolsas mejorando sensiblemente su comportamiento, al tiempo que la renta fija sigue en una dinámica de precios altos. En ese sentido conviene destacar de nuevo el rally de la deuda italiana, probablemente uno de los pocos activos de calidad que sigue ofreciendo rentabilidades aceptables.

Debemos decir no obstante que, si bien estas noticias contribuyen no poco a mejorar la distensión, sí es cierto que, de manera indirecta, pueden provocar a medio plazo un movimiento paulatino al alza, siquiera moderado, en los tipos de interés de la deuda, en la medida en la que eliminados ciertos riesgos sobre la macroeconomía de carácter geopolítico, especialmente en EE.UU., la Reserva Federal vuelva a su versión inicial de no subir tipos…ni tampoco bajarlos, posibilidad ésta última metida en el precio actual de los bonos americanos. En ese contexto podría darse la paradoja del «enfermo que no quiere curarse para seguir recibiendo medicamentos», esto es, que los mercados reaccionen negativamente a la normalización monetaria, fruto de un escenario político y macroeconómico más despejado. Por todo ello, y especialmente de cara al comienzo del periodo vacacional de verano, cuando la falta de liquidez de los activos puede tener efectos multiplicadores no deseados sobre sus valoraciones, conviene mantener, de momento, una fuerte dosis de prudencia.

Post relacionados

Reapertura económica, estímulos financieros y avances farmacéuticos

Comentario financiero: 06/07/2020 A lo largo de todo el periodo…

Compás de espera en los mercados

Comentario financiero: 22/06/2020 Tras un comienzo de mes, realmente fulgurante, y una pequeña dosis de realidad, en forma de rebrote de coronavirus y de cierta contemporización por parte de la Reserva Federal en…