El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Ideas y gráficos en papel
29 junio 2016

Elevadísima volatilidad en los mercados de renta fija y variable (29/6/2016)

Elevadísima volatilidad en los mercados de renta fija y variable. La decepción a ojos de los agentes económicos que supuso el inesperado triunfo del Brexit ha sacudido a unos mercados, ya de por sí, muy tocados por las condiciones macroeconómicas, manifiestamente mejorables. Resulta aún muy difícil determinar qué impacto tendrá el Brexit…si finalmente se implementa. Como comentábamos la semana pasada, las implicaciones obedecen a los ámbitos, financiero (negativamente), macroeconómico (negativamente) y político. En este último caso, ha sorprendido de manera curiosamente positiva la defensa que de la Europa unida han hecho los principales dirigentes comunitarios. En ese sentido, la sensación es que, tal vez, la salida del Reino Unido comporte más beneficios que problemas, a nivel político, para avanzar en la integración europea.

En todo caso, la incertidumbre a día de hoy es altísima. Y la incertidumbre, a nivel de mercados, se convierte en volatilidad. Con ello, hemos visto sesiones de caídas descomunales de bolsa y bonos periféricos, que más tarde han corregido, en parte. En el caso de la deuda pública, como viene siendo habitual, los bonos alemanes se han vuelta a constituir como el activo refugio por antonomasia, quedando ya el diez años germano en terreno claramente negativo de rentabilidad. Por su parte los bonos periféricos, tras un comienzo desalentador, han moderado sus caídas o, incluso, han reducido sus rentabilidades, en buena medida debido a las fuertes compras de urgencia del Banco Central Europeo, preparado para la ocasión. En el caso de España, se puede incluso hablar de rally de la deuda…aunque en este caso confluye otro factor.

Y es que el resultado de las elecciones en España ha sorprendido a propios y extraños con un balance claramente favorable hacia la formación de un gobierno moderado o, en el peor escenario, a la repetición de elecciones, asunto que, a día de hoy, parece menos probable. Lo que sí se puede descartar es la formación de un gobierno radical. Ello ha impulsado de forma notable a nuestra deuda y ha permitido al IBEX realizar la mejor remontada europea, excluyendo el día siguiente a la fuerte caída por el Brexit.

Por todo ello, máxima precaución a corto plazo en unos mercados absolutamente rotos y pendientes de noticias binarias que pueden desencadenar problemas muy serios no solo a corto sino a medio y largo plazo. La buena noticia es que la macro, aunque débil, parece mantenerse positiva, a expensas de la evolución que puede tener en el Reino Unido y de su posible contagio. En todo caso, parece alejarse la perspectiva de subida de tipos en los próximos meses. En ese sentido, inestabilidad general y mantenimiento del protagonismo de los Bancos Centrales.

Post relacionados

Los mercados liberan tensión

Desde comienzos de año, incluso desde antes de que la pandemia en forma de coronavirus inundara nuestra vida social y económica, ya preveíamos la importancia decisiva que las elecciones estadounidenses iban a tener en el…

Elecciones en tiempos de pandemia

Concluye una semana negativa para los mercados que da paso a otra realmente trascendental para la economía mundial de los próximos años. En el momento de escribir estas líneas nos encontramos a unas…