El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Mercados
11 octubre 2016

Escaso movimiento de los mercados (11/10/2016)

Escaso movimiento de los mercados en estos días. Noticias razonablemente favorables esta semana en el ámbito de la macroeconomía, con un dato de paro en EE.UU. que sigue mostrando la senda de la recuperación, y unas estimaciones de crecimiento mundial que, como mínimo, alejan cualquier espectro de recesión. En el caso de España, incluso, cabe decir que se aceleran las previsiones iniciales tanto para este ejercicio como para el siguiente.

Tampoco han sido malos días para dos de los temas que más incidencia tienen en los mercados. Por un lado, los bancos han tenido algo de tregua, después del castigo sufrido a la estela de la banca alemana e italiana. Por otro, la decisión de la OPEP de congelar e incluso disminuir la oferta de petróleo ha llevado el barril Brent por encima de los 50 dólares, lo cuál ha repercutido positivamente en las compañías de energía y materias primas.

En todo caso, sigue existiendo la incertidumbre de fondo acerca de la evolución de los tipos de interés en el corto y medio plazo. Cada vez son más las señales que indican una cierta normalización en EE.UU. y una posible reversión, no traumática, de los impulsos de política monetaria expansiva en el Banco Central Europeo. En buena medida, este cambio de sesgo obedece a la necesidad de mantener el sistema bancario no ya solvente sino rentable. Como hemos comentado en alguna ocasión, mantener una banca sana es condición imprescindible para mantener el pulso del crecimiento. En ese sentido, los problemas del sistema financiero pueden ser solucionados de dos formas: o favoreciendo las condiciones de desempeño de su negocio, o con rescates directos. Lo primero se consigue con tipos de interés más altos, que permitan incrementar el beneficio, por la vía de un mejor margen. Lo segundo, con cargo a la deuda pública. Parece obvio que lo primero es más sencillo que lo segundo…sin contar el coste político que acarrea cualquier medida directa de apoyo a la banca, como hemos visto en el pasado reciente.

En suma, los agentes económicos siguen a la espera de las decisiones de los bancos centrales en Europa y EE.UU…y por supuesto, de la evolución del tema político. El Reino Unido, con el «Brexit», sigue dando pruebas de constituirse en un problema cada vez más enconado. De momento, la Libra está pagando los platos rotos, aunque no el índice bursátil FTSE 100, de carácter mayoritariamente exportador y favorecido por lo tanto con este movimiento de su divisa. En EE.UU. los debates entre los principales candidatos siguen desgranando un importantísimo camino, que concluirá el 8 de noviembre. Por su parte, en España, la actualidad parece decantarse más hacia la constitución de un gobierno en minoría en este mes que a nuevas elecciones, lo que eliminaría, en el corto plazo, buena parte de la incertidumbre macroeconómica, presupuestaria y financiera del país.

Post relacionados

Los mercados liberan tensión

Desde comienzos de año, incluso desde antes de que la pandemia en forma de coronavirus inundara nuestra vida social y económica, ya preveíamos la importancia decisiva que las elecciones estadounidenses iban a tener en el…

Elecciones en tiempos de pandemia

Concluye una semana negativa para los mercados que da paso a otra realmente trascendental para la economía mundial de los próximos años. En el momento de escribir estas líneas nos encontramos a unas…