El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Mercados
15 junio 2016

Fuerte retroceso semanal (15/6/2016)

Fuerte retroceso semanal de los mercados de renta fija y variable. La incertidumbre política asociada a la posibilidad de salida del Reino Unido de la Unión Europea (el famoso Brexit), en un contexto de datos macroeconómicos y empresariales abiertamente mejorables, están teniendo como efecto un claro retroceso de los activos de riesgo, entendiendo como tal las bolsas, y un incremento de las primas de riesgo periféricas debido a la notable revalorización de los activos refugio, en particular los bonos alemanes.

Todos los ojos a corto plazo están fijos en el referéndum británico. Las últimas encuestas pronostican un resultado muy ajustado, lo que llena de nerviosismo a los inversores. La alternativa real de una Gran Bretaña rompiendo lazos con Europa, con las consecuencias negativas que ello derivaría en términos de crecimiento (especialmente para los británicos) está cotizando con fuerza en estas últimas semanas, con grados, en algunos momentos, cercanos al pánico.

Desde un punto de vista estrictamente económico, la materialización del «Brexit» constituye un problema de primer orden. Tan es así que la decisión de tipos en EE.UU., que debería ser el principal indicador de la normalización económica, ha quedado oscurecida e influenciada por este acontecimiento, tan negativo para todos. Igualmente, las elecciones en España quedan desdibujadas, habida cuenta la mayor importancia relativa del Reino Unido en el ámbito económico y, sobre todo financiero.

Para terminar de empeorar las cosas, las políticas expansivas de los bancos centrales en general y del BCE en particular comienzan a tener una seria contestación desde ámbitos tan relevantes como los grandes bancos o, incluso, el propio Bundesbank. Con los mercados de renta fija pública y privada europeos triturados y distorsionados por las compras del BCE, la sensación que comienza a tomar cuerpo es la de que este tipo de políticas, si bien van a continuar a corto plazo, parecen poco efectivas o incluso contraproducentes a medio y largo plazo.

Por todo ello, máxima atención y precaución en un contexto económico y político incierto en el que, en todo caso, la probabilidad debería estar más cercana a un comportamiento, cuando menos, razonable de los mercados a medio plazo, en tanto en cuanto no observemos involuciones en los datos de crecimiento mundiales y, particularmente, estadounidenses.

Post relacionados

Los mercados liberan tensión

Desde comienzos de año, incluso desde antes de que la pandemia en forma de coronavirus inundara nuestra vida social y económica, ya preveíamos la importancia decisiva que las elecciones estadounidenses iban a tener en el…

Elecciones en tiempos de pandemia

Concluye una semana negativa para los mercados que da paso a otra realmente trascendental para la economía mundial de los próximos años. En el momento de escribir estas líneas nos encontramos a unas…