El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Gráfico de mercados
5 octubre 2016

Menos volatilidad y volúmenes de contratación significativamente más bajos (05/10/2016)

La sobresaturación de noticias que hemos vivido en los últimos años, y que el mercado en este tiempo se ha encargado de cotizar, como suele, con cierto grado de anticipación, ha terminado: A día de hoy sigue existiendo esta saturación de noticias, pero en el marco de un mercado mucho más escéptico. Se podría decir que ya no funcionan los rumores, solo las certezas. Ello infiere menos volatilidad y volúmenes de contratación significativamente más bajos, como ha sido el caso esta semana.

Sin ninguna duda, el tema de moda sigue siendo la solvencia de la banca alemana e italiana y, en particular el estado de las cuentas de Deutsche Bank. En conjunto, todo este asunto debe ser incluido dentro del marco general de una banca que no es negocio con estos tipos de interés, lo cuál tiene repercusiones negativas sobre todo el ámbito económico. Ello nos lleva a dos situaciones posibles: O suben los tipos y la banca se rescata a sí misma, por la vía de un negocio más eficiente, unos mayores beneficios y, eventualmente, ampliaciones de capital en aquellos nombres que lo necesitaran, o bien volvemos a desempolvar la herramienta del «rescate bancario», tan complicada técnicamente y tan políticamente incorrecta. Dicho todo esto, la solvencia de Deutsche, a día de hoy, no parece correr más peligro que el de ser un banco muy tocado en su línea de negocio, pendiente de una multa milmillonaria en EE.UU. y titular de prensa en más ocasiones de las que querría.

La «buena noticia» para la banca es que cada vez entrevemos más señales en el sentido de que, si bien no es previsible una pronta subida de tipos, sí parece claro que es poco probable que sigan bajando. En estos días se ha publicado incluso la novedad (no oficial) de que el BCE podría ir reduciendo sus niveles de compra de activos. Ni qué decir tiene que este cambio de política debe implementarse con extremo cuidado, para no provocar turbulencias en los mercados de renta fija y variable. Pero el posible cambio de tendencia está ahí.

En la misma línea, los datos macroeconómicos publicados siguen ofreciendo una visión razonablemente positiva, aunque modesta, en términos de crecimiento mundial. Una vez más, destaca España que, aún con el tema pendiente de la formación de gobierno, sube décimas en la estimación para este año y el que viene, por parte del FMI.

En este mismo sentido, la incertidumbre sigue siendo muy alta en todo lo que se refiere a temas políticos, en particular las elecciones en EE.UU. y la previsible invocación por parte del Reino Unido del artículo 50 del Tratado de la Unión, antes de marzo de 2017. En modo más local, la posible formación de un ejecutivo en España, parece algo más cercana a día de hoy que antes de las elecciones gallegas y vascas, fruto del cambio en la cúpula del principal partido de la oposición.

Post relacionados

Los mercados liberan tensión

Desde comienzos de año, incluso desde antes de que la pandemia en forma de coronavirus inundara nuestra vida social y económica, ya preveíamos la importancia decisiva que las elecciones estadounidenses iban a tener en el…

Elecciones en tiempos de pandemia

Concluye una semana negativa para los mercados que da paso a otra realmente trascendental para la economía mundial de los próximos años. En el momento de escribir estas líneas nos encontramos a unas…