El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Calculadora y gráficos
27 julio 2016

Mercados totalmente en modo veraniego, tanto por actitud como por volumen de contratación (27/7/2016)

Mercados totalmente en modo veraniego, tanto por actitud como por volumen de contratación. Siguen apareciendo noticias en los ámbitos macroeconómico, monetario y empresarial que, en cualquier caso, poco o nada varían los escenarios que baraja el conjunto de los inversores: En suma, crecimiento moderado pero estable en los países desarrollados, con EE.UU. fuera de peligro de recesión (al menos a corto plazo), bancos centrales alineados con tipos bajos y políticas expansivas (en el caso concreto del BCE), y resultados empresariales entre buenos y discretos, con peor comportamiento, una vez más, del sector financiero.

En este contexto, cualquier variación del marco descrito puede proporcionarnos, una vez más, un mes de agosto de lo más volátil, como viene siendo habitual en los últimos años. En concreto, desde que en julio de 2012 el presidente del BCE Sr. Draghi enunciara el famoso «haremos lo que sea necesario para preservar el euro…y créanme, será más que suficiente», se puede decir que no hemos tenido un verano tranquilo, para bien o para mal. En todo caso, como siempre comentamos, habrá que esperar a la vuelta de septiembre para confirmar, con volúmenes apropiados, los posibles cambios que nos proporcione el estío.

Con estas condiciones de salida, buena parte de la atención del mercado estará centrada en los próximos meses en las noticias de índole político y geopolítico, con el «brexit» naturalmente a la cabeza. Sí debemos comentar que a medida que siga avanzando el año, el peso de las elecciones en EE.UU. irá cobrando fuerza sobre cualquier otro asunto no estrictamente financiero que pueda afectar a los mercados. Y, por supuesto, en clave local, está la «posible» formación de gobierno en España.

En otra línea, los recientes sucesos de Turquía y la atención con las noticias que, de manera casi constante, se suceden de actos terroristas tanto en Oriente Medio como en occidente, podrían revertir en una mayor inestabilidad global, de difíciles repercusiones en el ámbito económico. La buena noticia aquí es que el mercado de materias primas parece haberse estabilizado, tras los serios problemas de comienzo de año.

En suma, periodo vacacional en el que las condiciones de fondo (crecimiento, inflación, empleo) muestran signos razonablemente positivos, pero en el que el marco general se mantiene inestable. Por todo ello, máxima precaución en un entorno en el que, sin duda, los tipos bajos condicionan de manera notable cualquier alternativa de inversión.

Post relacionados

Los mercados liberan tensión

Desde comienzos de año, incluso desde antes de que la pandemia en forma de coronavirus inundara nuestra vida social y económica, ya preveíamos la importancia decisiva que las elecciones estadounidenses iban a tener en el…

Elecciones en tiempos de pandemia

Concluye una semana negativa para los mercados que da paso a otra realmente trascendental para la economía mundial de los próximos años. En el momento de escribir estas líneas nos encontramos a unas…