El blog de la Mutualidad de la Abogacía

2 abril 2019

Semana de razonable “normalización” en los mercados de renta fija y variable.

Por Pedro del Pozo
Director de Inversiones Mobiliarias en Mutualidad Abogacía
Más sobre
Comentario financiero: 02/04/2019

Con la palabra “normalización” queremos decir que las rentabilidades de las curvas de deuda suben ligeramente, aunque se siguen manteniendo en niveles muy bajos (en realidad, cercanas a mínimos). Ello no solo no ha obstaculizado, sino que, de hecho, ha favorecido una moderada recuperación de las principales bolsas mundiales, que han interpretado estas mayores rentabilidades como una mejora general del clima económico.

La publicación de algunos datos macroeconómicos positivos en China, que alivian algo la presión de una desaceleración mundial, al tiempo que las expectativas de que, en breve, se va a llegar a un acuerdo en materia comercial entre el gigante asiático y los EE.UU., han tenido como resultado una mejora del clima inversor, que se ha materializado en los movimientos comentados en el párrafo anterior.

A pesar de que se mantiene aún el escepticismo sobre la situación macroeconómica en general e industrial en particular, la publicación del último dato de sector manufacturero en EE.UU. ha supuesto una agradable sorpresa, al resultar casi un punto mejor de lo esperado por el mercado (55,3) y mejor también que el dato anterior (54,2). Todos los agentes económicos son conscientes de que la actividad sigue mostrando valores positivos en tanto en cuanto el sector servicios se mantiene fuerte, con el consumo mostrando poca debilidad, en particular en Norteamérica. Si a ello se une la recuperación del sector de manufacturas, las nubes que sugieren posible recesión en el horizonte podrían desvanecerse a lo largo del segundo trimestre, según vayan apareciendo nuevos datos que corroboren esta modesta pero razonable fortaleza.

Por su parte, el contexto geopolítico, a excepción del Brexit, parece más amigable que el que vivimos durante 2018. Con respecto al Brexit, por lo demás, resulta muy difícil decantarse por una de las múltiples posibilidades de solución. Sigue pareciendo improbable, aunque no descartable, una salida “dura” de la Unión, siendo la prórroga la alternativa más factible, a la vista de la incapacidad del parlamento británico para ponerse de acuerdo. En todo caso, nada parece indicar que vaya a haber una decisión categórica a corto plazo en un sentido u otro, lo que seguirá gravitando como un foco de inestabilidad sobre los mercados, especialmente los europeos, precisamente los más necesitados de algo de visibilidad, tras el duro cierre del pasado ejercicio.

Post relacionados

Reapertura económica, estímulos financieros y avances farmacéuticos

Comentario financiero: 06/07/2020 A lo largo de todo el periodo…

Compás de espera en los mercados

Comentario financiero: 22/06/2020 Tras un comienzo de mes, realmente fulgurante, y una pequeña dosis de realidad, en forma de rebrote de coronavirus y de cierta contemporización por parte de la Reserva Federal en…