El blog de la Mutualidad de la Abogacía

4 febrero 2020

Fuerte vuelta a la aversión al riesgo en los mercados, a cargo del coronavirus

Por Pedro del Pozo Vallejo
Director de Inversiones Mobiliarias en Mutualidad Abogacía
Más sobre
Comentario financiero: 04/02/2020

De vez en cuando, surgen palabras o expresiones que marcan los mercados para un momento de la coyuntura, para un ejercicio fiscal, o para todo un ciclo económico: subprime, prima de riesgo, aranceles, Brexit…A este muestrario tan, por otra parte, visual, tal vez tengamos que añadir un nuevo nombre: coronavirus.

Si existe una cualidad que los mercados no pierden a lo largo de la historia es el miedo a lo desconocido, especialmente cuando eso sucede en una parte del planeta donde se mezcle la importancia económica con una información que no se caracterice por  lo transparente. China, sin ir más lejos. Si, además, hablamos de una enfermedad aparentemente complicada y muy contagiosa, algo especialmente sensible en un mundo tan globalizado como el actual, el drama está servido.

En ese sentido, no es de extrañar que el coronavirus haya acaparado la atención de los agentes económicos, por encima de la macro, de los resultados empresariales o de la propia materialización formal del Brexit.

Debemos decir que las fuertes compras de deuda y caídas de renta variable en estos días, es decir, una vuelta a la aversión al riesgo, son, en un primer momento, casi materia obligada: Un comportamiento “de libro”. Al fin y al cabo son muchos los sectores que dependen del libre tránsito de personas y mercancías. Dicho eso, no debemos olvidar que el actual movimiento se produce tras un año espectacular de mercados, con las bolsas en zonas de máximos y las valoraciones, si bien no se puede decir que “caras” (a nivel agregado), sí son al menos “correctas”, por lo que a múltiplos se refiere.

Por otra parte, la macroeconomía sigue positiva, aunque débil: para este año se espera algo más de crecimiento a nivel mundial y tensiones inflacionistas muy reducidas. En conjunto, seguirán bajos los tipos de interés, aunque probablemente no tan bajos como a día de hoy, tras los últimos movimientos. Se trata en conjunto de un escenario no muy negativo de fondo, aunque dominado por una importante incertidumbre, asociado en buena medida a temas o shocks de tipo geopolítico.

El corolario de todo esto se resume en que si el coronavirus es la causa de la caída de las bolsas y del rally de la renta fija, se trata de una oportunidad de compra evidente de acciones y de venta de bonos. Si, por el contrario, es la excusa para la corrección, debemos pensar que hay motivos de fondo para la cautela. En ese sentido, prudencia y atención a la reacción del mercado en las próximas sesiones.

Post relacionados

La recesión, a las puertas

Comentario financiero: 31/03/2020 Aunque aún no tengamos los datos oficiales, todo parece indicar que el coronavirus va a constituir, con diferencia, el impacto más importante para la economía (y también para los mercados financieros) desde…

Semana de contrataque monetario y fiscal, en la lucha contra el coronavirus

Comentario financiero: 23/03/2020 Tras el estrepitoso fracaso (a…