El blog de la Mutualidad de la Abogacía

11 diciembre 2019

Semana trascendental para determinar el posible cierre de año de los mercados…y probablemente algo más que el cierre de año.

Por Pedro del Pozo Vallejo
Director de Inversiones Mobiliarias en Mutualidad Abogacía
Más sobre
Comentario financiero: 11/12/2019

Lo primero y por encima de todo, un clásico: El conflicto arancelario, que vuelve a revivir días de suspense: el próximo domingo día 15 comenzarán a activarse, en teoría, los nuevos aranceles a productos chinos anunciados por la administración Trump, salvo que se llegue a un acuerdo in extremis para la implementación de la llamada Fase Uno de acuerdos comerciales entre ambas potencias.

En los últimos días, la posibilidad de que podamos asistir finalmente a una firma entre ambas partes en el plazo fijado ha ido perdiendo peso, lo que vuelve a contagiar de volatilidad a los mercados. En todo caso, algunas fuentes estadounidenses, concretamente el Secretario de Agricultura barajaba la posibilidad de prorrogar el dead line del día 15 a una fecha posterior. Ni qué decir tiene que, dada la volubilidad de la administración norteamericana, los agentes económicos toman con extrema precaución y bastante desconfianza una declaración en un sentido u otro. Parece claro que, a estas alturas, se necesitan hechos, no palabras. Preferentemente, positivos…

Por lo demás, otro viejo conocido de los mercados en los últimos años, el Brexit, afronta también en estos días un relevante acontecimiento: las elecciones británicas. En principio, una victoria abultada de Boris Johnson (que, perece que es lo que predicen las encuestas) parece la forma más nítida de desatascar la cuestión, dirigiéndola hacia una salida negociada de la Unión por parte del Reino Unido. No obstante, tal y como comentábamos con la guerra comercial, el mercado busca ya seguridades, no posibilidades. Habrá que esperar un poco más.

En orden estrictamente económico, en los próximos días tendremos las reuniones de los dos principales bancos centrales, la Reserva Federal Estadounidense y el Banco Central Europeo. En ninguno de los dos casos se prevé actuaciones fuera del guion, es decir, se mantendrán los tipos de interés actuales, en un escenario de crecimiento muy moderado. Sí será interesante en el caso del BCE observar cómo se desenvuelve la flamante nueva presidenta, Sra. Lagarde, intentando entrever si seguirá una línea continuista de la herencia Draghi o si, por el contario, realizará restructuraciones en profundidad, con cambios metodológicos (por ejemplo, los objetivos de inflación) o un mayor peso en las recomendaciones a los gobiernos nacionales, a nivel de política económica. En otras palabras, si habrá apoyo desde la Autoridad Monetaria a la realización de políticas fiscales expansivas. Veremos cómo deviene este asunto, aunque seguramente todo llevará un tiempo.

En todo caso, los mercados siguen su pauta razonablemente normalizadora en estos días, es decir, ligeras subidas de la renta variable y correcciones en las valoraciones de los bonos. Con el fin de ejercicio a la vista, los ánimos no parecen por la labor de grandes cambios de última hora. Confiemos que así sea…

Post relacionados

Reapertura económica, estímulos financieros y avances farmacéuticos

Comentario financiero: 06/07/2020 A lo largo de todo el periodo…

Compás de espera en los mercados

Comentario financiero: 22/06/2020 Tras un comienzo de mes, realmente fulgurante, y una pequeña dosis de realidad, en forma de rebrote de coronavirus y de cierta contemporización por parte de la Reserva Federal en…