El blog de la Mutualidad de la Abogacía

21 enero 2020

Tono positivo inversor, en este comienzo de año

Por Pedro del Pozo Vallejo
Director de Inversiones Mobiliarias en Mutualidad Abogacía
Más sobre
Comentario financiero:21/01/2020

En líneas generales, como comentábamos la semana pasada, la imagen general de los mercados financieros en estas primeras semanas está siendo de auténtico continuismo, probablemente con algo de inercia, del movimiento anterior.

El continuismo viene de la mano de unos datos, especialmente en EE.UU. y China sensiblemente mejores de lo esperado: por lo que respecta a Norteamérica, el sector inmobiliario residencial, muy sintomático acerca de la percepción de crisis por los ciudadanos, parece recuperar algo de fuerza, en línea con la buena evolución del empleo. Asimismo, los datos empresariales que se van conociendo están resultando algo mejor de los esperados, especialmente en el sector bancario y financiero, en claro contraste con lo que ocurre en este lado del charco. En el caso del gigante asiático, las autoridades monetarias mantienen el 4,15% de tipo oficial para el crédito. En ambos casos, la menor tensión en la guerra arancelaria ha espoleado sus bolsas, al tiempo que la curva de deuda se mantiene contenida.

Esta semana se abre con las importantes referencias del foro de Davos, que sigue su búsqueda de un modelo más sostenible de economía y, sobre todo y especialmente, del Banco Central Europeo, en su primera reunión de 2020, y ya con Lagarde plenamente dueña de los mandos. Aunque no se espera ningún cambio efectivo en las actuaciones que dejó marcadas Mario Draghi, sí empieza a despertar interés el lenguaje que utilizará la nueva responsable de la política monetaria europea, especialmente en el capítulo de recomendaciones a los países miembros del euro. No son pocas las voces que piden en el BCE algo más de implicación en la política económica, que permita una más clara normalización monetaria, es decir, un marco de actuación más cercano a la Reserva Federal estadounidense que al actual designio del BCE. En todo caso, esto parece un tema de más plazo y no viable en la próxima sesión.

Por todo ello, hemos vivido en estos días sesiones razonablemente buenas de bolsa y bonos, una vez más correlacionados en su movimiento. En pocas palabras, ello infiere que los inversores no terminan de ver la normalización de tipos, lo que vuelve a poner a la bolsa como principal alternativa de inversión. En todo caso, parece prematuro trasponer este pensamiento para el conjunto del año, que parece depararnos algo de mejora macroeconómica global. En condiciones normales, y en ausencia de shocks exógenos (más improbables teóricamente que el año pasado, por tener elecciones en EE.UU), ello debería ser razonablemente positivo para la valoración de la bolsa y razonablemente negativo para la valoración de los bonos.

Post relacionados

La recesión, a las puertas

Comentario financiero: 31/03/2020 Aunque aún no tengamos los datos oficiales, todo parece indicar que el coronavirus va a constituir, con diferencia, el impacto más importante para la economía (y también para los mercados financieros) desde…

Semana de contrataque monetario y fiscal, en la lucha contra el coronavirus

Comentario financiero: 23/03/2020 Tras el estrepitoso fracaso (a…