El blog de la Mutualidad de la Abogacía

22 junio 2020

Compás de espera en los mercados

Por Pedro del Pozo Vallejo
Director de Inversiones Mobiliarias en Mutualidad Abogacía
Más sobre
Comentario financiero: 22/06/2020

Tras un comienzo de mes, realmente fulgurante, y una pequeña dosis de realidad, en forma de rebrote de coronavirus y de cierta contemporización por parte de la Reserva Federal en sus previsiones económicas, los mercados financieros encaran el final de junio con un aire de “esperar y ver”: Los niveles de contratación se han relajado, especialmente en el mercado asiático, casi como un anticipo de la temporada estival.

Por lo demás, los niveles de sobrecompra de las bolsas han disminuido, si bien continúan en niveles elevados, que advierten que todavía existe un cierto “recalentamiento”. Y, mientras, las primas de riesgo periféricas siguen estrechando, al calor de las medidas de estímulo monetario del BCE: esta semana, con un reparto de nada menos que 1,3 billones de euros en forma de TLTRO´s, es decir, inyecciones de apoyo al sector financiero por un importe parecido al PIB de España.

En líneas generales, los mercados están descansando sobre la base sólida que significa el claro apoyo institucional a la recuperación y la base endeble que significa mirar la evolución del coronavirus, especialmente en China y EE.UU. La mejora en las condiciones de confinamiento, unidas a los datos macroeconómicos publicados, mejores de lo esperado, tuvieron como efecto un fuerte impulso a las expectativas, que, en general, ha sido lo que ha llevado a los mercados a registrar un mejor tono en estas semanas. Estos datos macro, tuvieron incluso la semana pasada dos claros exponentes positivos: Las ventas al por menor en los EE.UU. y el ZEW en Alemania. En principio, buenas noticias…pero…

…pero la realidad es tozuda y por más que los mercados financieros descuentan mundos mejores, a partir de 2021, el presente y el futuro inmediato se presenta muy nebuloso. La propia Christine Lagarde advertía que lo peor del impacto de la pandemia sobre el mercado laboral todavía está por llegar. En ese sentido, tan solo una consistencia sistemáticamente positiva en la evolución de los datos macro, que apoyen una mejora de expectativas, singularmente en términos de beneficio empresarial, podría justificar unas bolsas por encima de los niveles de máximos vividos estos días de atrás. Una alternativa posible pero en absoluto segura.

El escenario más probable es que esta recuperación de las bolsas no sea un camino de rosas y esté sujeta a posibles fuertes correcciones en su devenir, teniendo en cuenta además la incertidumbre asociada no solo al Covid, sino también geopolítica, y singularmente, la que generan las elecciones estadounidenses, cada vez más cerca en el radar. La parte positiva de todo esto es que el mundo financiero no se va a acabar.  O no, en el sentido que lo parecía en 2008. Hemos aprendido mucho desde entonces y la prueba más evidente es contemplar las primas de riesgo de España e Italia. Sin ninguna duda, Europa salvó un match point en julio de 2012 (el famoso whatever it takes de Draghi) y esta crisis, al menos por lo que respecta al euro, ha demostrado que, a pesar de todos los problemas, disfuncionalidades y disensiones, la estructura es suficientemente sólida para aguantar un impacto, no precisamente liviano, como ha sido el del Covid 19.

Por todo ello, máxima prudencia en el corto plazo, aunque con el engranaje dispuesto para aprovechar ocasiones que nos pueda ofrecer el mercado. Al fin y al cabo, la liquidez muy elevada y los tipos estructuralmente bajos nos otorgan, en términos “Chamberleinianos”, una paz en nuestro tiempo, permitiendo mantener perfiles de riesgo algo más altos de lo que era normal hace años. Esperemos que esta paz en nuestro tiempo pueda ser consolidada de manera clara y razonable, y no se convierta en un simple papel ondeado al viento, como la del mencionado y tristemente recordado Primer Ministro británico.

Post relacionados

Reapertura económica, estímulos financieros y avances farmacéuticos

Comentario financiero: 06/07/2020 A lo largo de todo el periodo…

El temor a un repunte del coronavirus enfría instantáneamente a los mercados

Comentario financiero: 15/06/2020 Comentábamos la semana pasada que…