El blog de la Mutualidad de la Abogacía

25 noviembre 2019

Semana de impasse en los mercados, con el Black Friday a las puertas.

Por Pedro del Pozo Vallejo
Director de Inversiones Mobiliarias en Mutualidad Abogacía
Más sobre
Comentario financiero: 25/11/2019

Que la evolución del consumo es una circunstancia definitiva para mantener el dinamismo de la economía mundial es algo que ya no se le escapa, no ya a ningún inversor, sino tampoco a ninguna persona de la calle medianamente informada.

El consumo es esencial para determinar el grado de madurez de la economía China. Lo es, desde luego, para Europa (de hecho, los servicios están evitando que Alemania entre en una grave recesión). Y lo es, mucho más, en Norteamérica que, aún afectada por el conflicto arancelario, sigue mostrando crecimientos bien es cierto que moderados, pero nada desdeñables.

En ese sentido, comienza en estos días la preparación para Navidad, desde el punto de vista más material que podamos definir. Y comienza con un Black Friday marcado por las desavenencias comerciales entre EE.UU. y China que, a trompicones, parecen dirigirse hacia algún acuerdo que no desbarate la próxima campaña. En esa línea de distensión habría que enmarcar las nuevas medidas anunciadas por el gigante asiático para aliviar las tensiones, al suavizar uno de los puntos conflictivos: en concreto el gobierno chino informa sobre un endurecimiento de las sanciones por violación a la propiedad intelectual, uno de las quejas esenciales en las peticiones de la administración Trump.

Previo al viernes negro y a la tradicional y última cena de Acción de Gracias antes de las siguientes elecciones, conoceremos precisamente el dato de confianza del consumidor en Norteamérica, para el que se espera un comportamiento favorable. Si a ello unimos las señales que indican que, en Alemania, la industria podría haber tocado suelo, los mensajes para el último tramo del año no parecen especialmente negativos.

Otra cosa es que los mercados se encuentren en la disyuntiva entre mantener el pulso o retirarse con las ganancias de, a pesar de todo, un buen año. En ese contexto esta semana ha sido casi paradigmática, con volúmenes de contratación reducidos y escasa dirección en los índices. IBEX y FTSE 100 han resultado de las mejores bolsas en los últimos días, el primero por la recuperación relativa de los bancos y el segundo por la mayor visibilidad de un resultado contundente en las elecciones británicas que establezca claridad y definición en el proceso, cada vez más probable, de un Brexit con acuerdo.

Por todo ello, mercados en modo contemporización para arrancar el mes tradicional de “rally”. En la medida en la que la macro no se hunda, cosa poco probable, y la geopolítica no lo estropee, cosa mucho más probable, quién dice que no pueden cumplirse los sueños navideños, incluso para los mercados financieros.

 

Post relacionados

Tras un flojo noviembre, diciembre comienza con tintes desasosegadores.

Comentario financiero: 04/12/2019 El plazo para llegar a un acuerdo…

Máximos históricos en Wall Street. Pero… ¿no venía una recesión?

Comentario financiero:19/11/2019 No resulta fácil conjugar la cierta sensación de…