El blog de la Mutualidad de la Abogacía

29 junio 2020

Los mercados, entre la apertura y los rebrotes

Por Pedro del Pozo Vallejo
Director de Inversiones Mobiliarias en Mutualidad Abogacía
Comentario financiero: 29/06/2020

Qué duda cabe que la incertidumbre es la peor consejera para la inversión: Es mucho más difícil gestionar con incertidumbre que hacerlo en la parte negativa de un determinado ciclo, de la misma manera que es más difícil conducir con niebla que hacerlo en una mala carretera…si está bien señalizada. Porque eso es exactamente lo que tenemos, a día de hoy: una densa niebla.

Ante todo, hay que decir que el mundo económico, en la parte monetaria e institucional, ha sabido reaccionar ante esta emergencia de una manera más rápida y eficiente que lo que hizo durante la crisis de 2008 y sus largas secuelas. Es cierto que las inyecciones masivas de liquidez y los niveles crecientes de deuda nos llevarán a menores crecimientos potenciales futuros. Pero eso es algo que, en todo caso, ya estaba encima de la mesa antes de aparecer el Covid 19. De hecho, el coronavirus no ha hecho sino confirmar la realidad, casi imparable, de tener que vivir con tipos de interés muy bajos durante mucho tiempo.

Dicho eso, los mercados estaban comenzando a descontar, desde finales de mayo, un incremento de actividad que, en buena medida, no era sino el reflejo de los datos que estaban llegando de China. Algo muy parecido a una recuperación en “V”. En esencia, esta mejora de expectativas, después de la debacle de marzo y abril, ha sido lo que ha permitido una fuerte recuperación de las bosas y, sobre todo, de la renta fija de calidad (con grado de inversión). Esta mejora de los datos sigue viva aún: la semana pasada tuvimos unas buenas publicaciones en los PMI´s europeos, si no en valor absoluto, sí al menos por lo que se refiere a la recuperación frente a los datos anteriores. Pero, ahora mismo, el mercado no está ahí: sin duda volverá a los fundamentales…pero antes debe pasar una prueba.

Y la prueba que debe pasar es, de nuevo, el coronavirus, esta vez en forma de “rebrotes”. La sensación de que en algunos países, significativamente en Norteamérica, la desescalada puede haber ido demasiado rápido y, en esa línea, se produzca una marcha atrás en el proceso de reapertura económica de la mano de peores datos de contagio, está muy presente en el ánimo inversor. Hablamos de incertidumbre en estado puro, que ni siquiera depende enteramente de las acciones que pueda realizar el presidente de EE.UU., como podría ser el caso de la guerra comercial, por cierto, otro foco de inestabilidad en estos días.

De esta manera, entramos en el mes de julio, en el cuál, según programa, debería empezar a producirse la gran apertura internacional de mercados y libre movimiento de personas. De momento, en el ámbito de la UE, esta apertura no parece que vaya a incluir a los EE.UU., entre otros, aunque sí a China, algo que, de producirse, no dejaría de ser una mezcla de precaución y diplomacia, tal vez incluso de represalia, ante el viejo aliado norteamericano y sus exabruptos antieuropeos. Mucha atención a este punto y a sus posibles derivadas, réplicas y contrarréplicas.

Además, en breve, los mercados van a estar muy centrados en la publicación de resultados empresariales del segundo trimestre. Ni qué decir tiene que se esperan muy malos, en valor absoluto. No obstante, estas expectativas tan deplorables juegan a favor de que se produzcan sorpresas positivas. En todo caso, la mirada estará centrada en las perspectivas que lancen las propias empresas, de cara a los próximos meses. Perspectivas que, obviamente, van a depender de cómo evolucione la pandemia…con lo que prácticamente volvemos al principio. Por todo ello, máxima prudencia, lo que significa también, máxima alerta ante oportunidades de inversión.

Post relacionados

“Sin plena igualdad no hay democracia”

Desde hace tres años Mª Eugènia Gay es la decana del ICAB. Su labor en el Colegio barcelonés, junto con la de su equipo, está resultando…

Examen de acceso a la Abogacía: trucos para esta recta final

Parece mentira, pero el examen de acceso a la Abogacía está muy cerca. Este año,…