El blog de la Mutualidad de la Abogacía

31 mayo 2017

Los mercados de activos se mantienen expectantes (31/05/2017)

Más sobre

Los mercados de activos se mantienen expectantes, influidos por tres variables que les aportan signos contradictorios.

 

En primer lugar, la economía real: los datos macroeconómicos que se siguen publicando dibujan un escenario de crecimiento e inflación, cuando menos positivo en EEUU y significativamente mejor al vivido estos años de atrás para Europa. En general, las probabilidades de una involución de este marco general son reducidas, lo que infiere un sesgo claramente alentador sobre los activos financieros en general y las bolsas en particular.

En segundo término y como cierto contrapunto a lo anterior, el comienzo de la madurez del ciclo expansivo en Norteamérica y la aparición, aún débil pero en progresión, de la inflación en Europa cuestiona o, mejor dicho, hace cada vez menos necesaria la aplicación de políticas monetarias expansivas por parte de los Bancos Centrales. Como hemos comentado en varias ocasiones. EEUU se encuentra ya en pleno proceso de subida nominal de tipos de interés. En Europa, estas medidas tardarán más en llegar, pero parece probable que ya en este año veamos una progresiva relajación de las actuaciones monetarias del BCE. No tanto por lo que se refiere a compra de activos sino, probablemente, por el lado de las facilidades de crédito.

En relación a este segundo punto debemos ser conscientes del cambio estratégico que para los inversores supone un mundo con la liquidez más restringida. Naturalmente existe incertidumbre no tanto en el qué, sino en el cómo y en el cuándo. En ese sentido, la política llevada a cabo por la Reserva Federal, que ha telegrafiado con claridad sus actuaciones monetarias, tal vez sea la base de que los mercados de activos, hasta ahora, hayan mantenido una actitud positiva y con contados sobresaltos por ese lado.

En tercer lugar, y con un signo más negativo, está la incertidumbre geopolítica actual: hemos salvado el tema francés, pero aún queda mucho que decir por lo que respecta a la implementación del (ansiado por el mercado) programa electoral del presidente Trump. A ello hay que sumarle el Brexit y los procesos electorales británico, alemán y, probablemente italiano en este 2017. Y todo esto sin contar otros riesgos más difusos, como puede ser Corea del Norte, Rusia u oriente Medio.

En conjunto y por lo tanto, prudencia. Si bien las posibilidades de descarrilamiento son bajas, los riesgos de género monetario y político son, cuando menos razonables. Máxima atención a la renta fija y precaución con las valoraciones en renta variable.

Post relacionados

Reapertura económica, estímulos financieros y avances farmacéuticos

Comentario financiero: 06/07/2020 A lo largo de todo el periodo…

Compás de espera en los mercados

Comentario financiero: 22/06/2020 Tras un comienzo de mes, realmente fulgurante, y una pequeña dosis de realidad, en forma de rebrote de coronavirus y de cierta contemporización por parte de la Reserva Federal en…