El blog de la Mutualidad de la Abogacía

31 octubre 2017

Clara relajación de la tensión política con consecuencias favorable para el mercado en estos días (31/10/2017)

Más sobre

Importante semana la que hemos vivido para apuntalar, casi mirando al cierre de año, a los mercados de renta fija y variable. En ambos casos se han registrado importantes subidas de precios, por el efecto combinado de dos noticias de índole muy distinta.

Por un lado, la reunión del BCE ha traído novedades en cuanto a la política monetaria europea: Por un lado, tal como se esperaba, el Banco Central comenzará a reducir en enero su programa de compra de bonos desde los 60.000 millones mensuales actuales a 30.000 millones, lo que no deja de ser un paso más en el camino de la normalización financiera. No obstante, dadas las condiciones aún débiles de crecimiento e inflación, la autoridad monetaria europea alarga hasta septiembre dicho programa de compras, manteniendo la posibilidad de prolongarlo incluso más allá en el tiempo. En resumen, un paso hacia adelante tremendamente cauteloso, en línea con la idea de que una fuerte subida de tipos prematura podría tener serias consecuencias en muchos países del viejo continente, con deudas públicas muy elevadas y crecimientos aún muy modestos.

La segunda noticia relevante tiene que ver con la notable disminución de percepción de riesgo político, en relación a la crisis catalana. La aplicación del artículo 155 de la Constitución, sin apenas incidentes, ha clarificado de manera decisiva la situación política a ojos de los inversores, al menos en el corto plazo. De esta manera, parece encauzarse un asunto que, si bien en prima de riesgo (es decir, esencialmente al inversor internacional) no le movido en exceso a deshacer posiciones, sí ha tenido un efecto claramente sobre el IBEX 35 durante los últimos meses, especialmente por lo que se refiere al sector bancario.

Por todo ello, en estos días hemos contemplado una subida de las bolsas en general y particularmente de la bolsa española acompañada de una relevante disminución de la rentabilidad de los bonos, que nos ofrece en ambos casos una imagen bastante despejada de la coyuntura actual del mercado.

En todo caso, y en un contexto algo más optimista desde el punto de vista de política interna y monetaria, mercados muy aún muy expectantes ante los nuevos acontecimientos políticos que puedan tener lugar en el corto plazo, singularmente la posible aprobación de la reforma fiscal estadounidense y las elecciones autonómicas catalanas del 21 de diciembre.

Post relacionados

Reapertura económica, estímulos financieros y avances farmacéuticos

Comentario financiero: 06/07/2020 A lo largo de todo el periodo…

Compás de espera en los mercados

Comentario financiero: 22/06/2020 Tras un comienzo de mes, realmente fulgurante, y una pequeña dosis de realidad, en forma de rebrote de coronavirus y de cierta contemporización por parte de la Reserva Federal en…