El blog de la Mutualidad de la Abogacía

1 junio 2020

Los mercados mejoran ligeramente su tono vital

Por Pedro del Pozo
Director de Inversiones Mobiliarias en Mutualidad Abogacía

Aunque el escenario macro central para el presente ejercicio sigue siendo muy negativo, los datos correspondientes al mes de mayo, tanto en Europa como en EE.UU., muestran una ligera recuperación respecto a los publicados en abril, lo que vuelve a sugerir que lo peor de la emergencia del Covid 19 habría pasado ya.

Un buen ejemplo de ello sería la Confianza del Consumidor estadounidense, medida por la Conference Board: Si bien se mantiene muy lejos del nivel neutral, ha mejorado ligeramente frente a los registros anteriores.

Por lo demás, en estos días, los mercados siguen muy a atentos al rebrote de las tensiones chino-norteamericanas. En ese sentido, de momento, parece que por parte de la Administración Trump, estas tensiones tienen más de retórica que de acciones concretas, especialmente por lo que se refiere al estatus de Hong Kong. Volvemos a poner de manifiesto el hecho de que los EE.UU. se encuentran en año electoral, lo cuál otorga una elevada incertidumbre a los pasos a seguir en este conflicto, especialmente si tenemos en cuenta la imprevisibilidad del mandatario estadounidense.

Así con todo, esta semana hemos tenido una auténtica buena noticia que, de hecho y pendiente de mil disclaimers, puede calificarse como “histórica”: Nos referimos en concreto a la propuesta de la Comisión Europea para establecer un Fondo de Recuperación económica, dentro del ámbito de la Unión, por un importe de 750 mil millones de euros, de los que 500 mil millones serían poco menos que a fondo perdido y el resto préstamos blandos. Sus destinatarios principales serían los países cuyas economías hayan sufrido más por el impacto del coronavirus, singularmente España e Italia. Este fondo sería adicional a las ayudas ya aprobadas por importe de 540 mil millones, incluyendo la posibilidad de optar a 240 mil millones del MEDE, algo a lo que se resisten muchos países, por la “condicionalidad” de dichas ayudas.

Lo que hace histórica esta propuesta no es la cuantía en sí, ingente por otra parte, sino el hecho de que, en buena medida, supondría el primer paso hacia la mutualización de deuda en el ámbito de la Unión, al ser presumiblemente financiadas estas partidas mediante emisiones de bonos. Se ha hablado por tanto que este plan supone el compromiso real y sin ambages del núcleo duro, léase Alemania y Francia, con la economía de toda Europa y la solidaridad entre países miembros.

Dicho eso, y aceptando el hecho de que estamos ante un cambio significativo no solo cuantitativo sino cualitativo en los medios de financiación europeos, debemos recalcar que hablamos de “un plan”… Este plan debe pasar la aprobación de los 27 países de la Unión y, lo que es más, está a falta de desarrollo formal. De la letra pequeña, vaya. El diablo está en los detalles. Y, además, esto es Europa que, como dice el adagio y mucha gente opina, “raramente perderá la oportunidad…de perder la oportunidad”.

Aun con todo, se trata de un plan único y ambicioso. Y no cabe duda que, a pesar de las decepciones y las dificultades, el avance en la integración de la Unión Europea ha sido espectacular, desde los viejos tiempos de Maastricht y especialmente relevante en la última década, a golpe de crisis. No es de extrañar que en este ambiente, las primas de riesgo de las deudas periféricas se hayan relajado de forma notable. Y con ello, los mercados, vuelven a mostrar una cara menos adusta…si bien el camino por delante se presenta ciertamente complicado. Buenas sensaciones, sí…pero máxima precaución.

Post relacionados

Los mercados liberan tensión

Desde comienzos de año, incluso desde antes de que la pandemia en forma de coronavirus inundara nuestra vida social y económica, ya preveíamos la importancia decisiva que las elecciones estadounidenses iban a tener en el…

Elecciones en tiempos de pandemia

Concluye una semana negativa para los mercados que da paso a otra realmente trascendental para la economía mundial de los próximos años. En el momento de escribir estas líneas nos encontramos a unas…