El blog de la Mutualidad de la Abogacía

20 febrero 2018

Mejora general en la semana de los mercados de renta variable y signos mixtos en los de renta fija

Más sobre
Comentario de mercados: 20/02/2018

Tras las fuertes caídas de días anteriores y, en ausencia de nuevos datos significativos, especialmente por lo que se refiere a inflación y crecimiento de salarios, las principales bolsas han respirado algo más tranquilas, menos volátiles y aguantando soportes técnicos.

En conjunto, casi todos los índices de renta variable de referencia han acumulado subidas en una semana superiores al 2%. Ello se ha producido además en un entorno en el que el bono a diez años estadounidense no deja de registrar incrementos de rentabilidad, acercándose ya a la zona del 3%, lo que infiere una normalización de los tipos de interés reales de la deuda a la nueva situación macroeconómica.

En el caso de la deuda pública europea, tras las fuertes correcciones del bono alemán a diez años en semanas anteriores (no así de la deuda periférica, sostenida en buena medida por las compras del BCE), esta semana hemos visto un movimiento de ida y vuelta que mantiene las cotizaciones al inicio de hace un mes: el bono a diez años español está en niveles de 1.5% de rentabilidad, con la prima de riesgo en el entorno de los 80 puntos básicos.

Por lo tanto, aparente tranquilidad en estos días, que no deja de tener un cierto trasfondo de “parón”, después del nerviosismo de semanas anteriores. En ese sentido, será muy necesario estar atentos a las próximas publicaciones de datos de precios, crecimiento y, de manera muy especial, incrementos salariales en Norteamérica, en buena medida el tapón descorchado que ha abierto este último capítulo de volatilidad.

En la medida en la que el crecimiento se mantenga estable y los precios crezcan de manera armonizada, el escenario de subida de tipos, siempre negativo para quien tiene renta fija comprada (especialmente a tipos bajos) puede no ser particularmente malo para la evolución de la renta variable. No obstante, si detectamos inflaciones sesgadas claramente al alza, como puede ocurrir, por ejemplo, si la reforma fiscal estadounidense activa la economía muy por encima de las previsiones actuales, la esperable y subsiguiente subida de tipos de interés puede inducir al mercado de acciones a una nueva ola de ventas, así como a asumir pérdidas en la valoración de los bonos adquiridos a bajas rentabilidades. Por todo ello, máxima expectación ante los siguientes datos publicados y, en todo caso, precaución.

Post relacionados

Reapertura económica, estímulos financieros y avances farmacéuticos

Comentario financiero: 06/07/2020 A lo largo de todo el periodo…

Compás de espera en los mercados

Comentario financiero: 22/06/2020 Tras un comienzo de mes, realmente fulgurante, y una pequeña dosis de realidad, en forma de rebrote de coronavirus y de cierta contemporización por parte de la Reserva Federal en…