El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Economía social
24 abril 2018

Mercados en la senda de la normalización

Por Pedro del Pozo Vallejo
Departamento de Inversiones
Más sobre
Comentario financiero: 24/04/2018

La relajación de las tensiones geopolíticas en Corea y, sobre todo en Oriente Medio han tenido un efecto claramente beneficioso sobre los mercados que, en estos días, han visto como la renta variable recuperaba tracción al tiempo que la renta fija, especialmente deuda pública, dejaba de actuar tan claramente como “activo refugio”.

Merece la pena detenernos brevemente en lo ocurrido en los mercados de deuda pública ya que, con diferencia, ha sido el movimiento de más calado en la semana, en este caso en sentido negativo (caída de precios, subida de rentabilidades). En buena medida, como comentamos, esta subida de rentabilidades obedece a los menores temores geopolíticos. No obstante, de fondo se advierte una renovada actitud positiva hacia el ciclo económico y, no lo debemos obviar, algo más de presiones inflacionistas, especialmente por lo que se refiere a materias primas en general y petróleo en particular. Conviene decir en ese sentido que el petróleo se encuentra a 75 dólares el barril, máximos de tres años y casi el triple de los 26 dólares que marcó a comienzos de 2016.

En conjunto, en ausencia de miedos, el crecimiento global es sólido lo cual debería traducirse en mayores niveles de empleo y, por ello, presiones salariales al alza. En ese sentido, merece la pena destacar el incremento de salarios pactado en Alemania para el sector público, concretamente del 3.2% para 2018. Ello eleva la previsión final de subida salarial en este país al 3% para el año en curso, algo no visto en ningún momento a lo largo de la última crisis. Sus implicaciones son notables para la generación de inflación en la principal economía europea, así como para apuntalar el consumo en un país caracterizado por sus elevados niveles de ahorro y que ejerce un enorme poder de arrastre sobre el resto de economías del euro. Será muy interesante observar si el BCE reacciona a esta medida, con algún mensaje, a futuro, de tipos de interés más elevados.

Nuestro escenario principal sigue consistiendo para 2018 en una normalización progresiva de tipos, que suba las curvas de renta fija de manera moderada y, como venimos comentando cada semana, telegrafiada. Ello, unido a una inflación contenida, debería ser un marco razonablemente positivo para la renta variable, aunque con mucha prudencia. La campaña de presentación de resultados del primer trimestre, que está teniendo lugar en estos días, podría arrojarnos algo más de luz acerca de la evolución a futuro y previsiones de los beneficios empresariales. En todo caso, esta evolución debe ser muy monitorizado, no solo por lo que respecta a la inflación, sino también por otras variables exógenas que pueden tener mucha relevancia, especialmente, como comentábamos al principio, en el ámbito geopolítico.

Post relacionados

Semana negativa en los mercados de renta fija y variable.

Comentario financiero: 26/6/2018 A pesar de que el escenario macroeconómico sigue dando muestras positivas, tanto por lo…