El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Gráficos
2 noviembre 2016

Se mantiene el escepticismo en los mercados (02/11/2016)

Se mantiene el escepticismo en los mercados. Datos macroeconómicos buenos o incluso muy buenos los conocidos esta semana, especialmente por lo que se refiere a crecimiento y empleo en EE.UU. y a inflación en Europa: En Norteamérica continúa la senda de la recuperación económica, aún muy lejos de potencial, pero constante. Ello hace más probable aún si cabe la subida de tipos por parte de la FED en la reunión de diciembre, una vez pasadas las elecciones. Por su parte, en Europa y de manera muy significativa en España, comienzan a aparecer tasas de crecimiento positivas de precios, que se prevé puedan llegar incluso al 1% para final de año. Todo ello nos da una imagen general de que la normalización económica, entendiendo como tal crecimiento, precios y tipos, sigue avanzando en occidente.

Por supuesto, como hemos comentado en innumerables ocasiones, los Bancos Centrales siguen siendo los principales catalizadores del movimiento y de la valoración de los mercados. Decíamos más arriba que es más que probable la subida de tipos en EE.UU. en este mismo 2016. También se está muy atento de las directrices del BCE, cuya política expansiva empieza a encontrar cada vez más oposición entre los analistas financieros, no digamos entre el sector bancario y asegurador. Y es que los tipos tan bajos o negativos actuales están poniendo serias trabas al desarrollo normal de estos sectores, al tiempo que avivan burbujas en valoración de diferentes activos, particularmente la renta fija. Naturalmente eso pone en guardia a los mercados, que pueden temer una subida de tipos más brusca de lo que sería aconsejable.

En todo este contexto tan inestable, las elecciones americanas, a celebrar la semana que viene, están rodeadas de una incertidumbre, que crece por momentos a tenor de las últimas encuestas: Si hace tan solo unas semanas la victoria de la candidata demócrata era prácticamente segura, los últimos sondeos hablan de un empate técnico, a tenor del «escándalo» de los correos de Clinton. En ese sentido, parece que no habrá calma total hasta que tengamos el resultado de los comicios, tan importantes para el devenir económico global.

Por todo ello, semana muy cauta en los mercados de activos, con retrocesos en todos los órdenes, bastante llamativos en la renta fija. Nada parece indicar que pueda haber un catalizador positivo hasta no resolver alguna de las cuestiones pendientes, particularmente lo hablado sobre EE.UU. Una vez más, España parece ser la excepción a la incertidumbre política, de la mano la constitución de un nuevo gobierno con consenso parlamentario, tras casi un año de mantenerse el actual en funciones.

Post relacionados

Los mercados liberan tensión

Desde comienzos de año, incluso desde antes de que la pandemia en forma de coronavirus inundara nuestra vida social y económica, ya preveíamos la importancia decisiva que las elecciones estadounidenses iban a tener en el…

Elecciones en tiempos de pandemia

Concluye una semana negativa para los mercados que da paso a otra realmente trascendental para la economía mundial de los próximos años. En el momento de escribir estas líneas nos encontramos a unas…