El blog de la Mutualidad de la Abogacía

11 septiembre 2018

Se mantiene la inestabilidad general en los mercados

Más sobre
Comentario financiero: 11 de septiembre 2018

Ni las noticias del ámbito estrictamente económico, y mucho menos las de carácter geopolítico están actuando como catalizador positivo en los mercados. En realidad, más bien lo contrario.

Si bien el contexto macroeconómico general sigue siendo positivo y, en esa línea habría que enmarcar los últimos datos de empleo en EE.UU., cada vez parece más factible que el entorno previsible de subida de tipos, propio de una política monetaria menos laxa, coincida en el tiempo con un menor tirón en los niveles de crecimiento a nivel global. En otras palabras, no es descartable un “frenazo” con respecto a los últimos datos de actividad que hemos vivido estos años.

Este escenario puede ser especialmente preocupante en países como España o Italia, con niveles abultados de deuda y reformas aún por implementar. Y es en ese contexto donde la política gana aún más peso: La posibilidad de que determinados gobiernos y, en particular, el español y con más fuerza, el italiano, no cumplan las reglas de gasto se antoja un flanco de debilidad muy relevante. Esta situación la hemos vivido los últimos meses con Italia, con una espectacular subida de la prima de riesgo. No obstante, las últimas declaraciones del ejecutivo italiano parece que van en una dirección mucho más pragmática. En otras palabras, en línea con el cumplimiento de objetivos fiscales, dejando a un lado las veleidades electorales.

Aparte del contexto de tipos de interés, que cada vez presiona más al mercado (el dos años americano está en máximos, descontando las próximas subidas de los niveles de referencia en el precio del dinero para Norteamérica), la incertidumbre con respecto a la guerra arancelaria sigue muy presente en el ámbito inversor a nivel global. Con ello, la sensación de aversión al riesgo está siendo la tónica dominante en las bolsas, en prácticamente todos los sectores. En suma, un tono negativo, eso sí, mucho más evidente en Europa que en los EE.UU. Al menos de momento.

Por todo ello, mercados muy inestables tanto en renta fija como en variable, donde solo Italia en esta semana ha dado fuerzas para recuperar, sin duda por el alivio de la presión política comentada. A lo largo de las próximas semanas, con el curso comenzado, veremos si este movimiento pesimista puede mejorar algo, especialmente liderado por unos datos macroeconómicos que, aunque algo menos potentes que los vistos en meses posteriores, siguen siendo esencialmente buenos.

Post relacionados

Turbulencias
Turbulencias

Turbulencias tras la crisis

Sería muy aventurado decir, cuando se cumplen diez años del comienzo oficial de la crisis, que la economía ha abandonado definitivamente la zona de turbulencias. Conviene no olvidar que trances con la profundidad y duración…