El blog de la Mutualidad de la Abogacía

16 mayo 2018

Semana con resultados dicotómicos en los mercados de renta fija y variable

Más sobre
Comentario financiero: 16/5/2018

Dos grandes cuestiones están preocupando a los mercados financieros en estos días: en primer lugar, el precio del petróleo sigue su senda alcista, que aproxima ya el coste del barril Brent a los 80 dólares.

Este movimiento, inducido en buena medida por la situación de inestabilidad creciente que estamos viviendo en Oriente Medio, se une a la apreciación del dólar frente al euro de las últimas semanas, en este caso debido al descuento que los agentes económicos están haciendo de una subida de tipos en EE.UU. muy por delante de lo que pueda realizar Europa en esa misma dirección.

Ambos movimientos, subida del petróleo y apreciación del dólar empujan en un mismo sentido, esto es, incrementar de manera notable los costes de la energía de los países, como España, más dependientes de estas fuentes externas. Ello implica, en caso de que se mantenga esta tendencia, una seria penalización sobre los costes de producción empresariales que, de manera directa, se traducen en un menor crecimiento del PIB y, con ello, del empleo. Conviene decir no obstante que la depreciación del euro puede tener un efecto positivo en términos de competitividad nacional para las economías más exportadoras, en este caso también la española incluida. Asimismo, el “punch” de inflación que puede ofrecer es también un factor importante a la hora de normalizar de una manera más rápida el escenario de subida de tipos, lo que actúa compensando el movimiento inicial de depreciación del euro. En todo caso, a pasar de esos “estabilizadores automáticos”, se trata de un asunto de gran importancia que conviene vigilar tanto desde el punto de vista macroeconómico como de su influencia en los mercados.

En segundo lugar, la situación política en Italia, con la posible formación de un gobierno inestable y con serios tintes antieuropeos, está presionando de manera muy importante la cotización de la deuda pública italiana y, con ello, al resto de bonos gubernamentales periféricos. Si bien, atendiendo a los precedentes, la posibilidad de una salida de Italia del euro es prácticamente nula, estas incertidumbres representan un toque de atención muy relevante en el sentido de que las oportunidades de mercado siempre van a estar presentes, aún en momentos que, desde el punto de vista macroeconómico, pueden parecer lineales.

Por todo ello los mercados se están moviendo en general de manera cercana a nuestro pensamiento general, que recoge una progresiva normalización de tipos, acorde con un mundo menos intervenido por los bancos centrales. En todo caso, mucha atención a las variables exógenas y geopolíticas a lo largo de esta evolución general del ámbito financiero.

Post relacionados

Reapertura económica, estímulos financieros y avances farmacéuticos

Comentario financiero: 06/07/2020 A lo largo de todo el periodo…

Compás de espera en los mercados

Comentario financiero: 22/06/2020 Tras un comienzo de mes, realmente fulgurante, y una pequeña dosis de realidad, en forma de rebrote de coronavirus y de cierta contemporización por parte de la Reserva Federal en…