El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Economía social
19 junio 2018

Semana con resultados disimilares en los mercados de renta fija y variable.

Comentario financiero: 19/6/2018

Buena parte de la atención en estos días ha estado centrada en las decisiones de los bancos centrales, tanto en EE.UU. como en la Eurozona, acerca de los tipos de interés y las perspectivas macroeconómicas dibujadas por las citadas autoridades monetarias. En conjunto, ninguna sorpresa: La Reserva Federal subió un cuarto de puntos los tipos de referencia en EEUU (que quedan en la banda 1.75%/2%), adaptándose a una economía que crece a niveles cercanos al 3%, con una inflación subyacente superior al 2% y una tasa de paro claramente por debajo del 4%. Una situación envidiable que, de hecho, nos habla claramente de un momento razonablemente maduro en el ciclo.

El Banco Central Europeo fue mucho más prudente en su anuncio, fruto de una realidad económica y política diferente de la estadounidense. En ese sentido anunció que se amplía el marco temporal de las compras de activos por parte del BCE desde septiembre a diciembre, si bien a partir de verano se reducirá el importe de estas compras de 30 mil a 15 mil millones de euros. En suma, prosigue el proceso de normalización económica pero de manera ciertamente lenta. En ese sentido, no cabe esperar las primeras subidas de tipos en Europa hasta por lo menos el verano de 2019, algo no obstante ya esperado por el mercado.

Es muy probable que en la decisión prudente del BCE haya pesado la reciente inestabilidad de las deudas periféricas, singularmente la italiana: una política de tipos más agresiva podría haber tenido un efecto pánico sobre estos activos, que retrasara significativamente la normalización. En ese sentido, paso firme aunque lento en el largo camino hacia la consolidación del crecimiento europeo, mucho más retrasado en el ciclo, como comentábamos, que el de Norteamérica.

Conviene decir que a pesar del buen (y cuidado por los bancos centrales) entorno macro, los temores a un recrudecimiento de la guerra comercial entre los EE.UU. y el resto del mundo han provocado en estos días un notable incremento de la aversión al riesgo, lo que ha llevado a incrementar las compras de deuda pública, especialmente americana y alemana y a vender renta variable, que no termina de coger tracción en el año, salvo por lo que respecta a las tecnológicas estadounidenses. Mucha precaución en las bolsas, singularmente en los valores financieros. En líneas generales, compases de espera ante un verano incierto en el que, de momento, nadie parece querer tomar posiciones que conlleven excesivo riesgo de mercado.

Post relacionados

Ilustración de un centro de salud
Ilustración de un centro de salud

Invertir en envejecimiento

Tratar de demorar la senectud ha sido una constante a lo largo de la historia humana en general y de la medicina en particular. Hoy, este proceso natural puede mirarse bajo otras perspectivas, que incluyen…

Salud
Salud

¿Puedo desgravar el pago de las primas del seguro de salud?

Si eres autónomo o trabajador por cuenta ajena y tu empresa paga el seguro de…