El blog de la Mutualidad de la Abogacía

29 mayo 2018

Semana llena de convulsiones en los mercados, particularmente de tipo político

Más sobre
Comentario financiero: 29/5/2018

Prácticamente toda la atención semanal se centra en el notable incremento de la prima de riesgo italiana, asociada al elevado grado de incertidumbre política que se está viviendo en este país.

En efecto, tras los primeros pasos que anunciaban un posible gobierno conjunto por parte de la Liga Norte y el Movimiento Cinco Estrellas, con un programa común de gestión y un primer ministro encarnado en la figura de Giusseppe Conte, el Presidente de la República, Sergio Mattarrella, ha encargado la formación de gobierno al economista Carlo Cottarelli, elegido tras la renuncia al cargo anunciada por Conte, debido al veto por parte de Mattarella a nombrar ministro de economía al euroescéptico Paolo Savona.

Si bien los mercados evalúan como satisfactoria la posible llegada de un primer ministro tecnócrata y en absoluto radical para dirigir los destinos de Italia, las escasas posibilidades, a priori, de que el Parlamento pueda refrendar a un candidato fuera del arco parlamentario y, con ello, el incremento de posibilidades de que Italia vuelva a tener en pocos meses nuevas (e inciertas) elecciones, ha provocado una avalancha de ventas en los bonos de deuda italiana, que, de hecho ha incrementado la prima de riesgo de este país hasta niveles superiores a 270 puntos básicos, baremos que recuerdan más a lo acaecido hace unos años, durante la crisis de la deuda, que a lo que debería presentar un país con una economía en crecimiento y unos baremos macro estabilizados, y que además forma parte muy importante del conjunto del área Euro.

La tormenta italiana está teniendo contagio en las deudas periféricas, especialmente Portugal y, en menor medida, España, también en un proceso de incertidumbre política y electoral. Aparte de la fuerte caída de la cotización de los bonos, esta tormenta está afectando de manera primordial a las bolsas europeas, especialmente a los bancos, principales tenedores de deuda.

No obstante, debemos decir que estos movimientos están teniendo lugar en un marco macroeconómico estable, lo que confiere un tinte más coyuntural que estructural. En ese sentido, con una moneda fuerte, sustentada por el BCE y con unas economías globales, singularmente EEUU, en crecimiento sostenido, los acontecimientos italianos, un país absolutamente sistémico, si bien pueden prolongarse y deteriorarse en el tiempo, pueden constituir una oportunidad de inversión en absoluto desdeñable.

Post relacionados

Reapertura económica, estímulos financieros y avances farmacéuticos

Comentario financiero: 06/07/2020 A lo largo de todo el periodo…

Compás de espera en los mercados

Comentario financiero: 22/06/2020 Tras un comienzo de mes, realmente fulgurante, y una pequeña dosis de realidad, en forma de rebrote de coronavirus y de cierta contemporización por parte de la Reserva Federal en…