El blog de la Mutualidad de la Abogacía

26 junio 2018

Semana negativa en los mercados de renta fija y variable.

Más sobre
Comentario financiero: 26/6/2018

A pesar de que el escenario macroeconómico sigue dando muestras positivas, tanto por lo que se refiere a crecimiento, como a inflación y salarios, los mercados financieros están actuando con extrema cautela debido a la seria incertidumbre que supone una ya abiertamente declarada guerra comercial entre los EE.UU. y el resto del mundo.

Las implicaciones que derivan de estas hostilidades son numerosas y en absoluto positivas para nadie, incluyendo a Estados Unidos, más allá de algunas reasignaciones de inversión en el país o mantenimiento de empresas en un marco de sesgada competencia. En ese sentido no cabe esperar sino menores estándares de crecimiento a medio plazo a nivel global, así como algo más de tensión en precios en EE.UU., fruto de la menor competitividad y de una mayor presión salarial, que se une en este caso al mayor gasto público y los menores impuestos.

 

Como ejemplo de hasta dónde puede llegar a ser contraproducente esta guerra arancelaria, Harley Davidson, el clásico fabricante de motocicletas ha anunciado que trasladará parte de su producción fuera de EE.UU.  para evitar el impacto de los aranceles de la Unión Europea. Una decisión complemente contraria a lo que intenta Trump con su política económica sobreprotectora.

 

Todo ello enmarca una coctelera ciertamente nebulosa de cara a los próximos meses, que no se ve precisamente ayudada por la “mini crisis de deuda” italiana (otra disrupción de tipo geopolítico). Si bien no entra en ningún análisis la posibilidad de recesión, no es menos cierto que un incremento notable del déficit estadounidense, en un contexto de un menor crecimiento potencial de su economía a futuro, fruto de las restricciones al comercio, son un componente que, en absoluto agrada a los mercados de activos.

 

En consecuencia, en estos días hemos vuelto a ver un movimiento flight to quality desde los activos con más riesgo, singularmente la renta variable, hacia los bonos del tesoro estadounidenses y alemanes. La renta variable ha sido especialmente castigada tanto en Norteamérica como en Alemania, dos países muy afectados por las trabas a las exportaciones. Asimismo, los mercados emergentes manifiestan desconfianza con la fortaleza del dólar, si bien el petróleo se mantiene alto. Por todo ello, máxima prudencia en este comienzo, no muy tranquilo, de la época estival.

Post relacionados