El blog de la Mutualidad de la Abogacía

mercados
25 febrero 2016

Recuperación de los mercados (25/02/2016)

Recuperación semanal de los mercados en una semana con escasas referencias. La leve recuperación en el precio del petróleo, unido un cierto reconocimiento por parte de los Bancos Centrales, en especial de la Reserva Federal, de que los tipos van a seguir bajos durante más tiempo del inicialmente previsto, ha tenido un moderado efecto balsámico sobre unos mercados sobreexcitados por la acumulación de noticias, en las últimas semanas.

En líneas generales, parece claro que la macroeconomía se mantiene y se va a mantener débil, aunque positiva, en los países desarrollados. Esta falta de «tirón» excluye la aparición de inflación a corto plazo, si bien tampoco parece probable asistir a una recesión en Europa o EE.UU. durante el año en curso. La idea dominante es que el exceso de oferta y de capacidad va a tardar algún tiempo en ajustarse a una demanda mundial muy moderada. Todo ello infiere atonía…aunque no desplome de bolsas ni rally en bonos.

Con estos mimbres y unas materias primas que probablemente hayan hecho suelo pero que tienen difícil recuperar precios con fuerza, un elemento a tener en cuenta será la evolución de la macro en países emergentes, con especial atención a las cuentas chinas. La parte positiva en este sentido es el compromiso tácito de los Bancos Centrales (una vez más) de no iniciar guerras de divisas. Mientras esto se mantenga así, la estabilidad debería ir tomando forma, en un contexto de adaptación de los mercados a un mundo económico más aletargado.

La buena noticia en estos días ha sido contemplar cómo remite el miedo a un evento de crédito en el ámbito bancario. Los niveles actuales de tipos de interés convierten a los intermediarios financieros en negocios más que objetables, desde el punto de vista del beneficio. Pero ello no supone automáticamente, ni mucho menos, que exista un problema de solvencia, comparable a lo vivido en 2008. En ese sentido, tranquilidad.

Por todo ello, y en espera esencialmente de las decisiones de los Bancos Centrales, la incertidumbre continúa siendo la nota predominante de los mercados. En la medida en la que los datos macroeconómicos, especialmente crecimiento, no decepcionen y podamos asistir a una recuperación aunque sea somera del precio de las materias primas, la evolución de bonos y bolsa no tendrían por qué reflejar los miedos actuales. En todo caso, cautela.

Post relacionados

Los mercados liberan tensión

Desde comienzos de año, incluso desde antes de que la pandemia en forma de coronavirus inundara nuestra vida social y económica, ya preveíamos la importancia decisiva que las elecciones estadounidenses iban a tener en el…

Elecciones en tiempos de pandemia

Concluye una semana negativa para los mercados que da paso a otra realmente trascendental para la economía mundial de los próximos años. En el momento de escribir estas líneas nos encontramos a unas…