El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Mercados
6 julio 2016

Entorno volátil para las rentas fija y variable (6/7/2016)

Se mantiene la volatilidad en los mercados de renta fija y variable. A pesar de que han transcurrido dos semanas desde la votación del «Brexit», la actualidad de mercado sigue pasando por las noticias que vienen del Reino Unido, asociadas a la (posible) separación británica de la Unión Europea.

Y decimos «posible» porque desde el mismo día que conocimos el resultado del referéndum no han dejado de aparecer voces en Gran Bretaña que abogan por evitar dicha separación. Desde luego, la proyección que comienza a vislumbrarse en aspectos tan críticos como el financiero o el inmobiliario no deja lugar a dudas de que la desconexión constituiría un evento muy negativo, a corto y medio plazo para la economía de las Islas. Por otra parte, la postura firme de Europa está añadiendo presión al Reino Unido que, en el aspecto político, está viendo cómo se evaporan los principales líderes parlamentarios, tanto si han apoyado el «Brexit» como si no, comenzando por el propio primer ministro, Sr. Cameron.

En todo caso, como venimos comentando las últimas semanas la incertidumbre a día de hoy es altísima. Y la incertidumbre, a nivel de mercados, se convierte en volatilidad. Con ello, seguimos viendo sesiones de caídas de bolsa y bonos periféricos, que a continuación pueden volverse en correcciones al alza, al menos en parte. En el caso de la deuda pública, como viene siendo habitual, los bonos alemanes se siguen constituyendo, junto al oro, como el activo refugio por antonomasia, con el diez años germano acercándose ya al 0,2% de rentabilidad negativa. Por su parte los bonos periféricos han estabilizado sus rentabilidades en buena medida debido a las compras efectuadas por el Banco Central Europeo.

La inestabilidad se aprecia de manera muy clara en las bolsas que, además en estos días han tenido el lastre de ver caer el precio del crudo por debajo de los 50 dólares el barril. Adicionalmente, los movimientos en los mercados de divisas están siendo muy violentos, en particular los cambios que tienen como contrapartida a la Libra Esterlina, que continúa su fuerte depreciación comparada con prácticamente cualquier otra moneda.

En la parte positiva, los datos macroeconómicos que se siguen publicando a ambos lados del Atlántico mantienen la senda de moderado optimismo, tanto por lo que se refiere a actividad económica como a inflación. Conviene recordar especialmente el buen dato de empleo español correspondiente al mes de junio. Sin ninguna duda, el principal problema que podría sacudir realmente a mercados e inversores sería una involución de los datos de crecimiento, cosa por el momento, descartable. En todo caso, precaución a corto plazo ante la elevada incertidumbre mundial.

Post relacionados

Los mercados liberan tensión

Desde comienzos de año, incluso desde antes de que la pandemia en forma de coronavirus inundara nuestra vida social y económica, ya preveíamos la importancia decisiva que las elecciones estadounidenses iban a tener en el…

Elecciones en tiempos de pandemia

Concluye una semana negativa para los mercados que da paso a otra realmente trascendental para la economía mundial de los próximos años. En el momento de escribir estas líneas nos encontramos a unas…