El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Hombre a contraluz
25 noviembre 2019

Cuatro historias de éxito de economía social en España

Para ellas, las personas son siempre son lo primero, como la sostenibilidad del planeta. Aspiran a generar un impacto positivo en la sociedad y el medioambiente.

Buscan crecer, sí, pero siempre de forma responsable, sostenible y solidaria. Se gobiernan de forma democrática e inclusiva, y revierten la mayoría de los beneficios en la propia empresa o en interés social. Quieren dejar una huella positiva en la sociedad y defienden una economía al servicio de las personas y de los lugares donde se asientan.

Queremos compartir cuatro ejemplos de economía social en España. Son solo eso, ejemplos, porque nuestro país está lleno de historias como estas. En concreto, hay 42.140 entidades de economía social en España según datos de CEPES (Confederación Empresarial Española de la Economía Social). Generan más de 2,1 millones de empleos directos e indirectos y suponen el 10 % del PIB español.

 

Som Energía: 100 % renovable

En 2010 un grupo de personas vinculadas a la Universidad de Girona se planteó: “El modelo energético basado en combustibles fósiles es insostenible. ¿Es posible un modelo 100 % sostenible? ¿Por qué no?”.  Así nació Som Energía, la primera cooperativa de consumo y producción de energía verde.

En estos casi diez años ha evolucionado mucho: hoy cuenta con más de 62.000 socios y ha superado los 100.000 contratos de suministro eléctrico a toda la Península, Baleares y Canarias. Pero los principios siguen siendo los mismos y su propósito es firme: cambiar el actual modelo energético hacia uno 100 % renovable y democrático. Cualquier particular, empresa, organización, entidad o administración pública que comparta los valores de Som Energia puede unirse a la cooperativa.

 

Fiare: banca ética

¿Existe un valor social del dinero? Así lo creen los grupos de personas del País Vasco que crearon en 2003 la Fundación Fiare. El objetivo era recuperar ese valor social del dinero a través de una banca ética. Dos años más tarde, firmaron un contrato de agentes con Banca Popolare Etica, la experiencia que más les interesó a nivel europeo. Así se inició Fiare Banca Ética.

Es un banco cooperativo con más de 42.000 socios que se gestiona bajo el principio de “una persona, un voto”. Hoy, igual que hace 15 años, esta entidad tan particular pretende ser una herramienta al servicio de la transformación social a través de la financiación de proyectos del tercer sector y la economía social y solidaria. En 2018, Fiare financió con diez millones de euros empresas con un alto impacto social y medioambiental.

 

IDEAS: comercio justo como herramienta del cambio

Treinta años lleva la organización de comercio justo IDEAS (Iniciativas de Economía Alternativa y Solidaria) luchando por transformar el entorno económico y social para construir un mundo más justo y sostenible. Trabaja en red y colaboración, y fue pionera en nuestro país en desarrollar el comercio justo con organizaciones de África, América Latina y Asia.

¿Cómo lo hace? A través de la cooperación con productores de zonas desfavorecidas, ofreciendo un precio justo por sus productos. Para ellos, el comercio justo es una poderosa herramienta para erradicar las causas de la pobreza en las comunidades más desfavorecidas, garantizando los derechos, la dignidad y el desarrollo de todas las partes implicadas. Gran parte de sus esfuerzos se centra, además, en concienciarnos de lo importante que es que seamos consumidores responsables.

 

Landare: consumo responsable

Corría el año 1992 cuando un grupo de personas de Pamplona, interesadas en la alimentación sana y preocupadas por su entorno, fundan Landare. La receta era sencilla: unirse para tener acceso a alimentos ecológicos y saludables a precios populares. Para ello, apuestan por productos de cercanía y por un trato directo con productores, para establecer con ellos intercambios justos y que beneficien a todas las partes.

Hoy esta asociación cuenta con dos locales, uno en Rochapea y otro en Villava, y un grupo de personas involucrada en el proyecto y que cuidan hasta el más mínimo detalle para preservar los valores con los que nacieron. No es solo hacer la compra. “Landare es nuestra manera de transformar el mundo con la cesta de la compra y con algo tan cotidiano como desayunar, comer y cenar”.

Post relacionados

Tras un flojo noviembre, diciembre comienza con tintes desasosegadores.

Comentario financiero: 04/12/2019 El plazo para llegar a un acuerdo…

Reunión de trabajo
Reunión de trabajo

El futuro de la economía social en Europa

Suman 2,8 millones de organizaciones y emplean a 13,6 millones de personas. Representan un modelo empresarial clave para el futuro de Europa gracias a los principios…