El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Chatbot
13 noviembre 2019

¿Chatbots en el sector legal? Claro que sí

Más sobre

Nadie puede resistirse a esta tecnología, ni siquiera un sector reticente a los cambios como el nuestro.

Le preguntamos a Siri o a Alexa qué tiempo hace hoy. Cada vez son más las empresas a las que podemos realizar consultas de respuesta a través de la web, como Ikea. Y nos estamos acostumbrando a que, cuando entramos a una página web, se abra una ventana de chat y se ofrezca a ayudarnos.

Los chatbots están por todos lados y, en esta revolución tecnológica en la que estamos inmersos, son una de las tecnologías que más expectativas está generando. De hecho, la consultora Gartner estima que, de aquí al año 2020, más del 85 % de los centros de atención al cliente serán operados por chatbots.

 

¿Qué son?

El origen de este anglicismo se simplifica en conversar (chat) con un robot (bot). En la práctica supone mantener una conversación con un sistema informático que es capaz de utilizar lenguaje natural.

Las ventajas saltan a la vista. Utilizan como medio un canal conocido y al que estamos acostumbrados, el chat. Podemos comunicarnos con ellos los 365 días del año, las 24 horas del día. Siempre van a decir lo que la empresa quiere transmitir, no se equivocan. Y, además, pueden desplegarse dentro de las apps de mensajería o redes sociales, como WhatsApp, Facebook o Twitter.

 

Desafíos y riesgos

El principal desafío es el entrenamiento del algoritmo para que sea capaz de entender las preguntas y desarrollar las respuestas correctamente para satisfacer al interlocutor. Los chabots dieron un salto tecnológico abismal con el uso de la inteligencia artificial (IA), mediante la cual van aprendiendo a medida que conversan.

Los riesgos siempre están ahí. Si no, recuerden a Tay, una de las apuestas tecnológicas más avanzadas de Microsoft de hace unos años que, mediante la inteligencia artificial, desarrolló su propia personalidad nazi y antifeminista.

 

El chatbot jurídico por excelencia: DoNotPay

Ningún sector puede resistirse a los chabots, ni siquiera uno reticente a los cambios como el legal. Y, aunque podemos decir que aún nos queda mucho desarrollo en el futuro, ya tenemos muchos ejemplos en este sentido y cada día se suman más.

El sector legal del mundo anglosajón va un paso por delante. El ejemplo más emblemático lo tenemos en DoNotPay, que se autoproclama el “primer robot-abogado del mundo”. Es una plataforma creada por un veinteañero estadounidense para tramitar las multas de tráfico de forma gratuita y que ha derivado en servicios de mayor valor añadido, como responder preguntas legales, ayudar a redactar algunos documentos legales o hasta cancelar tus suscripciones de manera automática cuando haya finalizado el mes de prueba gratuito.

¿Cuál es el negocio si es gratuita? Generar una masa crítica enorme de usuarios o, mejor dicho, potenciales clientes para ofrecer servicios legales más sofisticados.

 

Otros ejemplos

DoNotPay no es el único, ni mucho menos. Proliferan los ejemplos en el sector legal, como BillyBot, que te ayuda a buscar el abogado o mediador que necesitas en Inglaterra y Gales; PatBot, que te permite determinar los derechos de un trabajador lesionado en Washington; ConveyBot, creado por el despacho de abogados británico Convey Law para brindar información de compraventa de bienes inmuebles; o Ailira, especialistas en impuestos de Australia, entre muchos otros.

En España también encontramos ejemplos como el chatbot de asesoramiento de Campany Abogados, expertos en derecho laboral, o la tecnología que emplea ElAbogado.com para ayudarnos a encontrar un abogado en su plataforma.

Son solo una muestra de lo que está por venir porque, sin duda, hablaremos de chabots durante muchos años más.

 

Post relacionados

Casa "smart"
Casa "smart"

Ahorrar en casa gracias a la tecnología

En la próxima década nuestros hogares ya no serán tal y como los conocemos ahora. La tecnología cambiará muchos de nuestros gestos cotidianos y la forma…

Barcos de papel
Barcos de papel

Se buscan líderes responsables

No entiende de edad, sexo, cargo o poder. El liderazgo responsable es la capacidad que tenemos de actuar y desempeñar activamente nuestro papel, y su principio rector es la responsabilidad. ¿Cómo reconocemos a…