El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Competencias digitales
28 agosto 2018

Competencias digitales que todo abogado debería tener

Más sobre

Las redes sociales, la tecnología que manejamos y compramos, la normativa aplicable, sus riesgos, las medidas de seguridad… El futuro ya está aquí y nos exige conocimientos y habilidades digitales.

Ya nadie lo duda, vivimos inmersos en la era digital que ha supuesto una importante revolución en todos los ámbitos, incluido por supuesto el de la Abogacía. El uso de la tecnología en nuestra profesión hace años que es una realidad y está transformando la forma en que trabajan los abogados y en cómo se relacionan con sus clientes, con los Tribunales, los proveedores, las Administraciones públicas y los compañeros de profesión.

El abogado de hoy, más allá de la competencia técnica, se enfrenta el reto imprescindible de desarrollar competencias digitales. No hablamos de los especializados en ciberseguridad o blockchain, sino de todos los juristas de cualquier especialidad que necesitan formarse y potenciar sus competencias digitales para el ejercicio de la profesión en el contexto actual. ¿Cuáles son las más necesarias?

 

Cultura digital

El éxito de la transformación digital de los despachos y firmas no depende solo de la tecnología utilizada, sino, fundamentalmente, de la actitud tecnológica de todas las personas que forman el equipo de trabajo, desde la dirección hasta la recepción. De lo contrario, la mayor inversión en tecnología se convertirá en una dilapidación de los recursos y no nos permitirá ser más eficientes, aportar valor al negocio, ni mejorar la relación con el cliente.

Los abogados deben estar motivados para hacer frente a este cambio y formar parte activo de él, para afrontar los nuevos desafíos con la convicción de que el proceso merecerá la pena y con la motivación necesaria para formarse de forma continua.

 

Formación continua

Tener un plan de formación continua en competencias digitales se antoja imprescindible para cualquier jurista, porque la evolución de la tecnología no se detiene. Necesitamos entender qué tecnología hay disponible, cuál es la que más nos conviene y conocer perfectamente la tecnología que utilizamos y que compramos y cómo aprovecharla al máximo para conseguir una gestión eficiente del despacho y de la relación con los clientes.

 

Normativa y ciberseguridad

Tenemos que ser conscientes de los riesgos que conlleva el uso de la tecnología respecto a la deontología, a la normativa aplicable y a su uso. Protección de datos, servicios de la sociedad de la información, propiedad intelectual e industrial, ley de cookies… Nuestra obligación es conocer y tomar las medidas oportunas para proteger la información que manejamos con la mayor diligencia. Asimismo, aplicaremos todas las medidas de seguridad necesarias.

 

Redes sociales

Potenciar la marca personal y la marca corporativa de los abogados y despachos en internet es imprescindible para captar y fidelizar a los clientes. Es necesario saber cómo gestionar de la manera más eficiente las redes sociales, practicar una escucha activa y conseguir que nuestro mensaje cale y logre transmitir los valores de nuestro despacho.

En cualquier caso, no olvides que la tecnología es una aliada de la Abogacía y solo si apuestas por la transformación digital, conseguirás que tu despacho sea más competitivo y eficiente y que genere valor para tus clientes.

 

Post relacionados

Portátil muestra métricas en pantalla
Portátil muestra métricas en pantalla

Métricas: conocer para influir

Medir —o lo que es lo mismo, el seguimiento de las métricas— es algo imprescindible en marketing aplicado al sector legal. Una escucha activa aumenta nuestra probabilidad de éxito. Las métricas nos permiten…

Hombre sentado frente a un portátil
Hombre sentado frente a un portátil

La reputación online, clave para los despachos de abogados

Todos los bufetes se enfrentan a la amenaza de sufrir una crisis de reputación. La comunicación digital…