El blog de la Mutualidad de la Abogacía

12 enero 2018

4 pasos a seguir para ejercer la abogacía

Más sobre

Una vez superado el Grado en Derecho o una formación equivalente relacionada con la Abogacía, tienes que regular tu título profesional para poder ejercer. Estos son los pasos que has de seguir.

Hasta hace unos años, cuando un estudiante finalizaba la carrera universitaria de Derecho, podía colegiarse y ejercer como abogado. Sin embargo, los planes de estudio han cambiado significativamente en los últimos años. Más concretamente, desde el pasado 1 de octubre de 2011, cuando entró en vigor la llamada Ley34/2006, sobre el Acceso a las profesiones de Abogado y Procurador de los Tribunales.

Esta Ley modificó los requisitos necesarios para poder ejercer la profesión de abogado en territorio español, con el objetivo de igualar dichos requisitos con los existentes en los países del entorno. A partir de entonces, además de la formación de grado, los interesados en ejercer la Abogacía deben realizar estudios comprensivos que acrediten las competencias necesarias para ejercer la profesión y un período de prácticas en instituciones, despachos o entidades relacionadas, así como superar una prueba final de capacitación profesional a nivel nacional, como pasos previos para poder colegiarse.

Paso 1. Máster

Este es el primer paso para poder ejercer como abogado en España tras la entrada en vigor de la Ley 34/2006.

¿Para quién? Todos aquellos que terminen su grado en Derecho deberán, tras la obtención de su título, superar este curso de formación que conduce a la obtención de un título oficial de máster universitario.

¿Qué es? Un curso formativo en el que se adquieren las competencias profesionales específicas.

¿Cuánto tiempo? Este curso universitario suele tener una duración de cuatro cuatrimestres, con una parte teórica y otra de prácticas externas.

¿Dónde? Numerosas universidades públicas y privadas en España ofertan estos estudios, incluso algunas de ellas ofrecen una doble titulación: el Máster de Acceso a la Abogacía junto a otro máster en alguna de las distintas áreas del mercado jurídico actual.

Paso 2. Prácticas

Las prácticas son exigentes. Te enfrentarás a una avalancha de información, un entorno desconocido y una formación intensiva.

¿Qué es? De los 90 créditos del Máster, los últimos 30 de ellos están dedicados al periodo de prácticas y están integrados en dicho curso.

¿Cuánto tiempo? Se hace en el último de los cuatrimestres del máster.

¿Dónde? Podrán realizarse en juzgados o tribunales, fiscalías, sociedades o despachos de abogados y departamentos jurídicos o de recursos humanos de las Administraciones Públicas, instituciones oficiales o empresas. También se contempla la posibilidad de realizarlas en establecimientos policiales, centros penitenciarios, de servicios sociales o sanitarios y en entidades que desarrollen actividades de interés general, siempre que estén relacionadas con la Abogacía.

¿Para qué sirve? Durante su duración, irás perfilando las posibilidades de quedarte o no en el despacho.

Paso 3.

Examen de acceso Una vez superado el máster, es necesario superar también este examen de acceso convocado por el Ministerio de Justicia.

¿Qué es? Se trata de un examen de 75 preguntas tipo test (50 comunes a la profesión y 25 sobre una materia que puedes elegir entre Derecho Civil y Mercantil, Penal, Administrativo y Laboral). La prueba es escrita y consta de dos partes: una prueba tipo test de respuestas múltiples, que tiene carácter eliminatorio, y un caso práctico elegido por el alumno entre varias alternativas. La nota final de la evaluación no será numérica, serás “Apto” o “No apto”.

¿Cuánto tiempo? El Ministerio de Justicia informará convenientemente a través de su página web del proceso de evaluación y de su contenido. La convocatoria de pruebas tendrá una periodicidad mínima anual.

¿Para qué sirve? Una vez obtenida la calificación de “Apto”, se consigue el título profesional de abogado, un requisito imprescindible para la colegiación en España y para el ejercicio de la profesión.

Paso 4. Colegiación

Por último, queda la inscripción en el Colegio de Abogados, obligatoria para ejercer la Abogacía en España.

¿Para quién? Todo abogado incorporado a cualquier Colegio de Abogados de España podrá prestar sus servicios profesionales en España, en la Unión Europea y en los demás países, con arreglo a la normativa vigente al respecto. Esto implica la elección de un Colegio de Abogados de entre los 83 existentes en todo el territorio español.

¿Qué es? En la colegiación como ejerciente por cuenta propia se debe optar por la afiliación al Régimen de Autónomos de la Seguridad Social o la formalización del ingreso en la Mutualidad de la Abogacía o en Alter Mutua. Mientras, el ejerciente por cuenta ajena presentará una certificación de la empresa que acredite la contratación como abogado en dedicación exclusiva.

¿Para qué sirve? Formar parte de un colectivo de defensa de los abogados otorga muchas ventajas a los colegiados, como formación y servicios para el mejor ejercicio profesional, interesantes beneficios gracias a sus convenios con instituciones públicas y privadas, oportunidades de internacionalización, etc.

PREMIO FORBES AL MEJOR MÁSTER DE ACCESO A LA ABOGACÍA

La revista Forbes entregó el 23 de mayo los premios anuales del sector. Los ocho galardones de esta edición 2017 del Premio Forbes Abogados reconocen el esfuerzo, la calidad y la dedicación de las empresas y universidades en un sector fundamental.

El galardón al Mejor Máster de Acceso a la Abogacía recayó en la Facultad de Derecho de Comillas ICADE. Lo recogió su decano, Íñigo Navarro, con los directores del máster, Federico de Montalvo y Antonio Alonso Timón, y de su coordinadora, M.ª Ángeles Bengoechea.

La Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE lleva más de 50 años formando a profesionales del Derecho de primer nivel. En noviembre de 2016 fue escogida por el Financial Times como una de las 91 mejores Escuelas de Postgrado de Derecho del mundo.