El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Balanza equilibrada
13 febrero 2020

Cómo preparar una causa judicial

La clave está en crear un modelo del proceso para, de esta forma, optimizarlo. Seguramente habrás oído hablar del método 360°; estas son sus pautas básicas.

Sabemos que cada causa judicial es diferente, pero es posible estandarizar el proceso y optimizarlo. En este sentido, desde hace unos años el abogado, coach y profesor en habilidades Florentino García González nos propone la metodología 360°. Veamos las claves básicas de su modelo.

 

A golpe de vista

La esquematización gráfica de la causa es fundamental, nos recuerda el abogado y profesor. Ello te permitirá conocer de un vistazo la causa judicial y organizarla. Además, te ayudará mucho si tienes que compartirla con un colega, incluso si este te tiene que suplir.

De esta manera, en un esquema 360° sencillo y vivo, que confeccionarás a medida que vayas entrevistándote con las partes y que enriquecerás permanentemente, tendrás:

  1. Las verdades en litigio: probática.
  2. Las alegaciones que cada parte esgrimirá: normativa y jurisprudencia pertinente.
  3. Soluciones.

 

Visión global del caso y su alcance

García González nos explica cómo un esquema te permitirá visionar las circunstancias y el alcance de la litis, así como las posturas de las partes (lo que pretenden tu cliente y la otra parte), la normativa que sustentarán las partes y los focos jurídicos que deben potenciarse con la jurisprudencia. Es decir, tendrás a mano lo que ocurrió, la jurisprudencia afectada, lo que argumenta cada parte y la probática que requieren. En definitiva, te dará una visión global del caso y de su alcance, que incluye no solo las posturas actuales de las dos partes, sino las que podrán desarrollar en el futuro.

Así, te permitirá también representar mejor a tu cliente, ya que te ayudará a detectar los puntos fuertes y débiles de cada parte, y a ir un paso por delante para contemplar distintos escenarios y alegaciones posibles.

 

Confecciona un esquema gráfico paso a paso

  1. En primer lugar, tienes que hacer un pequeño gráfico con las unidades fácticas relevantes (hechos con trascendencia jurídica), que sean independientes y que debes desmenuzar al máximo en sus circunstancias atenuantes y/o agravantes.
  2. Identifica de una manera gráfica y comprensible qué ocurrió, para luego centrarte en cada unidad fáctica relevante y detectar las figuras jurídicas que la definan y los cuerpos normativos que los regulan. Ello te obligará a reforzar los conceptos y te llevará a investigar y razonar.
  3. Luego, ponte en el lugar de la contraparte y halla la normativa aplicable y la jurisprudencia, desarrollando cada punto de manera escueta. Prevé las posturas contrarias y planifica cómo hacerles frente.
  4. Sé creativo, ponte en el lugar del contrario, fomenta todas las ideas posibles, aunque te parezcan absurdas. Ello hará que estés más preparado para cualquier postura.
  5. Apunta en cada unidad fáctica relevante la nomenclatura de la jurisprudencia y unas pocas palabras que la resuman. Esto te aportará claridad y ayudará a encontrar alternativas.
  6. Apunta en tu esquema las pruebas de cada parte, acotando su trascendencia y nivel de revocabilidad.

Ya tienes confeccionado tu esquema, llévalo contigo y actualízalo.

 

Aquí puedes ver el vídeo completo de la conferencia impartida por Florentino García González en el Colegio de Abogados de Madrid.

Post relacionados

Gráfico de mercados
Gráfico de mercados

El mercado continúa su fiesta particular

Comentario financiero: 18/02/2020 Ni la macroeconomía, que a pesar de descartar recesiones, se mantiene modesta, ni la incertidumbre geopolítica, ciertamente más laxa en este comienzo de…

Portátil sobre una mesa
Portátil sobre una mesa

Claves para la venta de servicios jurídicos

En un entorno tan competitivo como el nuestro, atraer nuevos clientes y fidelizar los existentes es vital para el futuro del despacho. Al abogado de hoy…