El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Padre e hija
29 noviembre 2018

Primeras finanzas personales

Más sobre

Los tiempos cambian y la forma de aprender también. Ahora tenemos a nuestro alcance divertidas y prácticas apps para que los niños y jóvenes aprendan a manejar su dinero de forma natural.

Vivimos en un mundo en que las finanzas cada vez son más complejas y requieren de nosotros una cultura financiera y un espíritu crítico mayores. Las investigaciones científicas sugieren que las decisiones financieras que tomamos dependen de varios factores, como nuestros conocimientos, valores, expectativas, emociones… y que la experiencia familiar y lo que aprendemos en la escuela tienen un peso cada vez mayor en cómo interactuamos con el dinero.

Ante esta realidad, es necesario que dejemos atrás la tradicional enseñanza de la hucha-cerdito en casa para modernizarnos utilizando las herramientas digitales que tenemos a nuestro alcance. No podemos olvidar que nuestros hijos son nativos digitales, y eso convierte a este medio en el más idóneo para enseñar a los más pequeños los conceptos financieros y los razonamientos que subyacen en una buena toma de decisiones financieras.

 

1.  Ernit, la hucha reinventada

Esta aplicación hace que el dinero digital sea visual, tangible y divertido. Enseña a los niños la importancia de ahorrar dinero y les muestra cómo priorizar el gasto para cumplir pequeños y grandes objetivos. Además, los padres estamos invitados a participar en el emocionante viaje. Con Ernit puedes crear un fondo virtual para que el niño reciba el dinero de padres y familiares y lo administre con la ayuda de la aplicación.

 

2. App Mi dinero y yo

Las vivencias de Daniel y Lucía, los dos niños protagonistas de este cuento ilustrado, ayudan a los padres a explicar a los más pequeños términos relacionados con las finanzas y la economía familiar de una forma amena, práctica y comprensible. ¿Cuál es el recorrido del dinero? ¿De dónde viene? ¿Qué formas de pago existen? ¿Cuál es la diferencia entre ahorro y gasto? Los niños podrán también poner en práctica estos conceptos a través de sencillos ejercicios.

 

3. Bankaroo, el banco virtual para niños

Creada por Danielle, de 11 años, y su padre para que ella pudiera hacer un seguimiento de su dinero y de su paga, en la actualidad es utilizada por miles de familias y escuelas en todo el mundo. Esta propuesta permite crear cuentas, utilizar cheques, ayuda a fomentar el ahorro y posibilita a los más pequeños hacer el seguimiento del dinero que obtienen por regalos o la paga por tareas. Se pueden manejar cuentas en varios idiomas y monedas.

 

4. Otly! Jr., la banca amigable

Esta app introduce a los más pequeños en el mundo de las finanzas digitales de una manera segura y fomenta la construcción de los buenos hábitos. Tiene una app para padres, Otly!, y una opcional para sus hijos, Otly! Jr. Con ella pueden ahorrar para diferentes objetivos, donar a una ONG, planificar sus gastos o esperar la paga.

 

5. Current, la tarjeta para adolescentes

Con la adolescencia llega una responsabilidad extra. Con Current los padres pueden abrir una cuenta online para sus hijos, que recibirán una tarjeta de débito a su nombre para administrar con ella su dinero, comprobar sus gastos, donar a causas benéficas, etc.

 

6. AgentPiggy, una web de experiencias

En este caso no hablamos de una aplicación para dispositivos móviles, sino de una plataforma web que ayuda a los padres a educar financieramente a sus hijos a través de experiencias online cautivadoras. Con esta plataforma pueden ahorrar para un objetivo, como una bicicleta para Navidad o un viaje apasionante, y aprenderán a ganar su propio dinero a través del cumplimiento de desafíos o a gastarlo de forma inteligente en el Piggy Market.


Hablar y practicar

Además de utilizar las herramientas tecnológicas que tenemos a nuestro alcance, hablar con ellos de finanzas es fundamental. Es la forma en la que les transmitimos e inculcamos cómo tomamos las decisiones y el pensamiento financiero que sustenta estas. Basta con charlar abiertamente sobre en qué utilizamos el dinero que ganamos o cómo ellos quieren gastar su paga. En último término, los niños necesitan practicar sus habilidades para aprender poco a poco a tomar decisiones financieras de forma independiente. Esto se logra haciendo la lista de la compra con ellos, comprando juntos un producto online, pidiéndoles que comparen precios de un producto que deseen, abriendo con ellos una cuenta en el banco…

Post relacionados

Smart contract
Smart contract

El smart contract y la transformación digital

Promete ser una revolución digital para el mundo jurídico. La tecnología blockchain lo ha hecho posible y los beneficios esperados se multiplican.…

¿Qué es ‘legaltech’ y cómo está cambiando el sector legal?

Muchos ya hablan de una auténtica revolución en el negocio de los abogados.…