El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Aportaciones periódicas Jubilación
22 marzo 2017

Anticiparse al futuro

A medida que vamos cumpliendo años nos vamos dando cuenta de que algunas de las situaciones que preveíamos como muy lejanas, como es el caso de la jubilación, empiezan a aparecer en un horizonte que ya no lo es tanto.

En el caso de los abogados que han escogido como sistema de previsión social la Mutualidad de la Abogacía, la posibilidad de convertir el retiro profesional en una etapa de tranquilidad y estabilidad económica es mucho más accesible que para aquellos profesionales que optaron por el régimen público de la Seguridad Social. Y no solo los trabajadores por cuenta propia, sino también los que como empleados necesitarán complementar las pensiones futuras para no perder poder adquisitivo.

En el régimen público, la cuantía de la pensión la determina la base de cotización elegida por el autónomo, que generalmente se inclina por suscribir la mínima para reducir los gastos de su actividad. Esto supone, de hecho, resignarse a una pensión mínima (actualmente de unos 800 euros mensuales), a todas luces insuficiente para afrontar con desahogo una etapa que debería ser una recompensa a los esfuerzos de más de 40 años de trabajo.

Aportaciones periódicas

Planificar el ahorro privado

Anticiparse al futuro empieza por planificar adecuadamente nuestro ahorro privado. El aumento de aportaciones a los diferentes sistemas del Plan Universal es una buena forma de hacerlo. De manera sistemática, destinando un porcentaje de nuestros ingresos mensuales a la previsión futura, iremos construyendo un fondo suficiente para compensar la diferencia entre nuestros ingresos habituales derivados de nuestra actividad profesional y la pensión esperada.

¿Dónde invertimos en España nuestras rentas disponibles? Fundamentalmente en inmuebles, a lo que destinamos el 71 % del ahorro, seguido de los depósitos bancarios con un 14 %, y solo un 4 % a productos de ahorro finalistas como seguros y planes de pensiones. De hecho, el 75 % de los planes de pensiones no reciben nuevas aportaciones de sus partícipes o, si lo hacen, no superan la cuantía de 300 euros anuales.

Y, sin embargo, el mejor instrumento de ahorro es precisamente el seguro, que cuenta con la gran ventaja de capitalizarse con un interés compuesto, es decir, cada aportación recibe unos rendimientos no solo en el momento de efectuarse la misma, sino que incorporándose en el saldo acumulado, mes a mes continua disfrutando de la rentabilidad de las inversiones.

 

Aportaciones periódicas

Post relacionados

Los mercados liberan tensión

Desde comienzos de año, incluso desde antes de que la pandemia en forma de coronavirus inundara nuestra vida social y económica, ya preveíamos la importancia decisiva que las elecciones estadounidenses iban a tener en el…

Elecciones en tiempos de pandemia

Concluye una semana negativa para los mercados que da paso a otra realmente trascendental para la economía mundial de los próximos años. En el momento de escribir estas líneas nos encontramos a unas…