El blog de la Mutualidad de la Abogacía

Tiempo y dinero
21 diciembre 2018

Tic, tac… ¡Rebaja tu factura fiscal!

Más sobre

¿Aún no has hecho tus aportaciones extraordinarias de fin de año al Plan Universal? Estás a tiempo. Hazlas antes del 31 de diciembre y pagarás menos impuestos al reducir tu base imponible del IRPF 2018.

La mitad del total de aportaciones extraordinarias que realizan los mutualistas al Plan Universal de la Mutualidad las hacen en el mes de diciembre. Existen dos excelentes razones para ello: maximizar el ahorro fiscal y construir una jubilación mejor.

El ahorro a corto plazo que consigues con tus aportaciones extraordinarias está muy claro, ya que tanto las aportaciones al Sistema Profesional como al Sistema Personal reducen tu base imponible al liquidar el IRPF. Ello se traduce en que vas a pagar menos impuestos el año que viene. ¿Cuánto menos? Para saberlo tendrás que multiplicar el importe de tu aportación por el tipo aplicable según tus ingresos (como sabes, para conocerlos habrá que esperar a ver si se aprueba la reforma del IRPF incluida en los Presupuestos Generales del Estado 2018).

Mientras, el ahorro a largo plazo supone ver las aportaciones a la Mutualidad siempre como una mejora en tu jubilación para el futuro. El capital que destinas comienza a generar intereses desde el minuto 1, beneficiándote así de la excelente rentabilidad que te brinda la Mutualidad. La ecuación es sencilla: cuanto antes aportes, antes empiezas a generar intereses y, como resultado, tendrás más dinero y una mejor prestación en el momento de tu jubilación.

Con un ejemplo lo verás mejor. Si eres mutualista, tienes unos ingresos anuales de 50.000 € y haces ahora una aportación extraordinaria de 5.000 €, dentro de un año habrás obtenido una rentabilidad acumulada de 672,50 € y en tu próxima declaración de la renta un ahorro fiscal de 1.850 € (4 % de rentabilidad a cuenta del trimestre actual y a un tipo del 37 % de IRPF).

 

Límites establecidos

La normativa fiscal permite reducir la base imponible general del IRPF hasta unos límites establecidos en función de los ingresos (ver cuadro de la página siguiente), que pueden variar en función de las Comunidades Autónomas. Incluso puede pasar que la propia deducción por tus aportaciones te haga pasar de un tipo marginal superior a otro inferior.

Calcula qué cantidad necesitas aportar a tu Sistema Profesional y Personal para procurar rebajar al máximo tu factura fiscal. ¡Es hora de ponerte manos a la obra!

Post relacionados

Pareja en bicicleta
Pareja en bicicleta

¿Quieres ser un enjoylder?

La definición es sencilla: aquel que logra mantener durante la jubilación el mismo nivel de vida que tenía cuando trabajaba. Conseguirlo no es tan fácil. La buena noticia: todos podemos lograrlo y solo depende de…

Salud
Salud

¿Puedo desgravar el pago de las primas del seguro de salud?

Si eres autónomo o trabajador por cuenta ajena y tu empresa paga el seguro de…